August 22, 2008

Opción de Seguro Medico y Fondo de Retiro, Para Mexicanos que Trabajan en Estados Unidos

Por Marco A. Romero

Si lo desea, un mexicano que trabaja en Estados Unidos puede contratar una póliza de seguro médico en México por unos 120 dólares al año, para él y su familia. Si, además, en alguna ocasión estuvo afiliado al IMSS y cuenta con un número de Afore, puede continuar ahorrando para su retiro o para el caso de desempleo.

El delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social en Baja California, Pablo Contreras, explicó a La Prensa San Diego que el Seguro Popular es una buena alternativa para las personas que trabajan en Estados Unidos y que no cuentan con ningún tipo de protección médica. El costo es muy bajo y cubre a todo el núcleo familiar.

“Comprar una póliza de seguro es algo que no se nos da dentro de la cultura mexicana, pero es conveniente hacerlo”, comentó el funcionario. Ahorrar para el retiro o para el desempleo son otras alternativas disponibles para los mexicanos en el extranjero. Si un trabajador estuvo registrado alguna vez en una Afore, puede seguir enviando dinero a su cuenta desde cualquier lugar que se encuentre. Las Afores son los fondos de ahorro para el retiro.

Contreras sostiene que “en el Seguro Social estamos luchando por reconceptualizar la imagen de la institución ante la sociedad. El IMSS es una aseguradora que por ley obliga a los patrones a comprarnos una póliza de seguros mediante la cual vamos proporcionar a los trabajadores las prestaciones básicas de atención medica, maternidad y guarderías así como el seguro de vejez y cesantía”.

Los problemas de salud se ofrecen en tres niveles. En el primero o de medicina familiar se atienden el 80 por ciento de las enfermedades comunes que pueda tener una persona.

En situaciones más graves, el paciente es transferido a los segundos niveles de atención médica especializada. En Baja California el IMSS tiene 8 hospitales de segundo nivel y 39 unidades de medicina familiar. El hospital más próximo de tercer nivel que es de alta especialidad se encuentra en Ciudad Obregón, Sonora. Para evitar los riesgos del traslado, recientemente se han venido desarrollando algunas subespecialidades en la clínica 1 de Tijuana.

En casos de extrema urgencia, también existe la posibilidad de referir al enfermo a otro tipo de especialistas del Centro Médico Occidente de Guadalajara o del Centro Médico Siglo XXI de la ciudad de México. El tercer nivel abarca patologías muy complejas como la neurocirugía, ciertas amputaciones o trasplantes de hígado.

La delegación del IMSS en Baja California tiene registrados 770 mil derechohabientes los que con sus familias suman una población de más de 1.6 millones de beneficiarios.

En casos de embarazo, las trabajadoras que han cotizado durante al menos 52 semanas, tienen derecho a percibir el 100 por ciento de su sueldo 30 días antes del parto y 30 días después y a registrar gratuitamente a sus hijos en el sistema de guarderías a partir de los 40 días de nacido y hasta los 4 años de edad.

Además de la atención medica, el instituto asegura a los trabajadores hasta con el 100 por ciento de sus ingresos en casos de accidentes laborales.

A cambio de los servicios de seguridad social, los patrones pagan aproximadamente un 20 por ciento del salario de sus empleados y estos aportan un 5 por ciento adicional

A través del IMSS también se captan las aportaciones para el Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores.

La vigencia de los derechos se pierde 60 días después de que el patrón da de baja al trabajador, siempre que haya cotizado durante los 4 meses anteriores en forma consecutiva.

El seguro cubre al trabajador, a sus hijos y a sus padres en cuanto a los servicios médicos.

Personas no registradas como derechohabientes recibirían atención médica solamente en caso de extrema necesidad mediante la constitución de un crédito fiscal. “Como instituciones de salud no podemos negar atención cuando está en peligro la perdida de un miembro o la vida de una persona”, asegura el delegado del IMSS.

Añadió que “hemos estamos promoviendo la eficiencia para que lo que estemos haciendo lo hagamos mejor y más barato. Por lo pronto, se ha resuelto el problema del desabasto de medicamentos al alinear el programa de inventarios con la asignación de recursos”.

Asimismo, aclaró que “ha dejado de ser cierto el mito de que se necesita todo el día para ir al Seguro Social. Mediante el sistema de previa cita, el paciente es atendido dentro de los 15 minutos de su arribo a la clínica, de manera que media hora después ya va de regreso a casa o a su trabajo. Esos son los estándares que estamos manejando actualmente”, precisó el funcionario.

Return to the Frontpage