April 25, 2008

México del Norte
Por Jorge Mújica Murias

Número Equivocado

Si es cierto que el hombre es el único animal que se tropieza dos veces con la misma piedra, entonces el Secretario de Seguridad Nacional, Michael Chertoff, es un animal.

Otra vez, la segunda en seis meses, Chertoff está lanzándole a los trabajadores inmigrantes una propuesta absurda: despídanse. No despídanse en el sentido de adiós, buenas noches, sino de despedirse como trabajadores, de dejar solitos el trabajo.

Es una propuesta aplicada al lugar de trabajo pero que tiene que ver con la política nacional de “deshacerse” de los inmigrantes indocumentados haciéndoles la vida de cuadritos y entonces “invitarlos” a que se “autodeporten”.

Y claro, para quien no acepte la amable invitación de autodeportarse siempre habrá la Migra. Y para quienes no quieran de perdida autodespedirse del trabajo, pues ahí está Chertoff y su nueva propuesta que en realidad no tiene nada de nueva. O más bien ahí están los patrones en calidad de ayudantes chafas de la Migra.

Es la misma política y la misma propuesta que lanzó a finales del año pasado: si se recibe una de las llamadas cartas No Match y no se puede corregir el nombre o el número de Seguro Social de un trabajador habrá que despedirlo en alrededor de 90 días.

La vez pasada que Chertoff planteó esta política se la frenaron en el Noveno Circuito de la Corte Federal, gracias a la rápida acción de varios sindicatos y agencias comunitarias que la desafiaron legalmente. Por desgracia, la demanda legal estaba basada en los errores técnicos de las reglas de Chertoff, como la falta de autoridad para emitir una regla que modificara la interpretación de la ley, y Homeland Security está emitiendo la “Nueva Nueva Regla” solamente superando los detalles técnicos y reforzando la idea básica de hacer a los patrones partes y compadres de la Migra.

En corto, Chertoff quiere que los patrones “sepan” que un trabajador es indocumentado si en 90 días no se puede “corregir el error” del número del Seguro y el nombre del trabajador. Como es ilegal contratar un trabajador sin papeles, habrá que despedirlo.

Ley Equivocada

Chertoff justifica su “nueva nueva” regla de las cartas No Match echándole la culpa al Congreso. Dice Verónica Nur Valdés, vocera de Homeland Security, que “tenemos la responsabilidad de proteger nuestra nación y aplicar las leyes de inmigración. Como el Congreso no nos dio las herramientas que necesitamos, estamos usando las herramientas que tenemos”.

El argumento es evidentemente absurdo, puesto que todo el mundo ha reconocido, empezando por el jefe de Chertoff, un tal George W. Bush, que la Ley de Inmigración no sirve para nada y debe ser cambiada. A estas alturas, la de Inmigración es una de tantas leyes caducas que los legisladores no cambian por flojera o porque piensan que actualizar una ley para que corresponda más correctamente a la realidad les va a quietar votos entre sus electores. A la mejor piensan que quienes viven en sus distritos electorales viven en “una realidad aparte” y pueden vivir tranquilamente con leyes que fueron hechas para una realidad inexistente.

Para Laura Foote Reiff, consejera legal de la llamada Coalición de Trabajadores Esenciales, un grupo de patrones y empresas que quieren una reforma inmigratoria con un programa de Trabajadores “huéspedes”, todo es un juego político: Tienen que tratar de demostrar que están aplicando la ley aunque no sirva”, dice.

Peor aún, Homeland Security admitió durante las audiencias de la Corte Federal que no tiene ni la menor idea de qué compañías reciben cartas No Match porque la actual Ley del Seguro Social no autoriza a esta agencia a compartir su información con nadie.

Ni tampoco tienen idea, admitieron, de qué hacen con ellas los patrones que las reciben, porque de hecho ni el Seguro Social tiene tampoco idea. La carta dice “le pedimos que se ponga en contacto con nosotros cuando haga sus correcciones”, pero es como una llamada a misa. El patrón que quiere responde y el que no no.

Todavía más pior, El Seguro Social admite que solamente el 2 por ciento de las correcciones a sus propias equivocaciones son consecuencia de las cartas No Match. Y para todavía más más pior pior, el Sindicato de Trabajadores del Seguro Social, la Federación Americana de Trabajadores del Gobierno, declaró ante la corte que con el personal que tiene el Seguro, sería imposible hacer las correcciones si todo el mundo respondiera a las cartas No Match.

En otras palabras, lo que Chertoff está haciendo es marcar un número equivocado una y otra vez sin que nadie le conteste. Dicen por ahí que la locura consiste en hacer repetidamente la misma cosa esperando un resultado distinto.

O a la mejor, lo que Chertoff espera es que los trabajadores, lo cual sucede ocasionalmente, se “autodespidan” o “autodeporten” nomás por puro cansancio o aburrimiento de estar oyendo los timbrazos.

Contacto Jorge Mújica Murias at mexicodelnorte@yahoo.com.mx

Return to the Frontpage