April 18, 2008

Comentario:

Sub-éstandar

Por José R. Uzal

La profundidad del problema que las hipotecas sub-estándar esta causando en los mercados de valores mundiales y en la economía de EE.UU. no es totalmente evidente. El Fondo Monetario Internacional calcula que el costo total de esta debacle podria llegar a los 945,000 millones de dolares. Hasta este momento las perdidas declaradas por los bancos solo se montan en 200,000 millones. Esto indica lo que todavia queda por resolver.

Lo que si esta claro es que los hispanos fueron los últimos en llegar a ser dueños de sus hogares y están siendo los primeros en perderlas. Los hispanos, en comparación a los blancos, tienen el doble de la probabilidad de haber financiado la compra de su vivienda usando hipotecas caras y sub-éstandar. Por lo tanto un alto porcentaje de esas ejecuciones son contra hispanos.

Para el mes de diciembre se esperba que hubiera 2 millones de viviendas bajo ejecución hipotecaria (foreclosure) a causa de las hipotecas sub-estándar. Ya dicha cifra se ha sobre pasado y continua crediendo. Todas y cada una de estas ejecuciones tiene una familia detrás en estado caótico.

El congreso esta comenzando a considerar planes para salvar a los prestamistas y a los compradores internacionales de hipotecas sub-estándar. Como siempre están culpando a las victimas por hacer todo lo posible para tener un hogar propio y una vida mejor.

Los prestamistas y los empacadores de instrumentos que se emitieron contra las hipotecas sub-estándar culpan a los compradores por haber aceptado los terminos de los hipotecas cuando en realidad son ellos los que son un ejemplo de un peligro moral. Un peligro moral es el hecho que una persona o institucion que no esta bajo ningun riesgo se comporta de forma diferente que si estuviera expuesta a un riesgo total y por lo tanto actua con menor cautela que normalment hubiera actuado, dejando las consecuencias de estas acciones a terceros. Otra forma de peligro moral se defiene cuando en una transaccion una de las partes tiene mas infromacion que la otra y tiene la tendencia o el incentivo de no actuar correctamente.

La salida de esta crisis no esta en sacarles las castañas del fuego a los prestamistas. La solución esta en salvar a los compradores ayudándolos para que no pierdan su casa. El Presidente Bush estableció una meta en el 2002 de 5.5 millones de propietarios minoritarios antes de que se cumpliera su mandato. Si el Presidente en realidad quiere llegar a su meta debe ordenar una moratoria en las ejecuciones hipotecarias hasta que se le encuentre una solución equitativa al problema. Después de todo, pase lo que pase, nosotros los contribuyentes vamos terminar pagando los platos rotos. Por lo tanto tenemos derecho a pedir que la ayuda le sea dada a las victimas y no a los victimarios.

José R. Uzal (uzal@msn.com) escribe para el Latino Semanal., en West Palm Beach FL, sobre temas de interés para los hispanos parlantes.

Letters to the Editor Return to the Frontpage