April 18, 2008

Comentario:

En California, Los Alumnos Que Recién Aprendieron Inglés, Prueban el Éxito

Por Don Soifer

Frecuentemente escuchamos la expresión “si quieres que algo se efectúe, pídeselo a una persona ocupada”. Por ejemplo, los niños que comienzan la escuela con muy poco idioma inglés o sin inglés alguno, y que sin embargo, lo aprenden exitosamente, para luego ser re-designados como “estudiantes competentes en el inglés” e ingresar al sistema general de educación del país.

Estos niños, que en California se designan con la sigla R-FEP — que viene del inglés “Fluent English Proficient” (Reclasificado como competente con inglés fluido) — están entre los más exitosos dentro del sistema de la educación pública; tal como se ha visto también en otros estados. De forma rutinaria, obtienen mejores resultados que los promedios estatales de todos los estudiantes, así lo han hecho con el examen estandarizado CAT/6, en cada una de las asignaturas, durante los tres años pasados (esta prueba se toma a los alumnos de tercero y séptimo).

Más aún, estos niños han superado a los nativos del idioma inglés, en cada materia, en cada grado o nivel, durante el mismo período de tiempo. En el año 2005, los dos grupos quedaron empatados en lectura, acorde a los exámenes del séptimo nivel. Pero, incluso en este caso, los estudiantes que hasta hace poco habían estado aprendiendo inglés, superaron en ortografía, por 11 puntos a los estudiantes con inglés nativo.

Este proceso, en el que los estudiantes logran dominio del inglés y son re-designados para ingresar en el sistema general, transcurre lento en California. En todo el estado, menos del 10% de los estudiantes que están aprendiendo inglés, son re-designados anualmente. Esto quiere decir que la mayoría de ellos, permanecerá en un sistema de educación bilingüe o algo similar durante 10 años. En contraste, el promedio de re-designación es tres veces mayor en Florida y Nueva Jersey.

¿Por qué este proceso es tan lento en California? Los expertos han mencionado varios factores que van desde las formulas que se utilizan para otorgar fondos a las escuelas —que están conectadas a ciertos números de los estudiantes que están aprendiendo inglés, hasta importantes arreglos e incentivos para tomar los exámenes. En general existe una noción de que se debe retener a los niños hasta que se les considere listos, aún cuando hubieran cumplido con otros indicadores de progreso. Los promedios de éxito y las políticas varían significativamente entre distritos escolares.

Jack O’Connell, el actual Superintendente de Instrucción Pública, ha hecho un llamado para que los distritos escolares reconsideren sus políticas, con el objetivo de incrementar sus promedios de re clasificación. Estudios del Auditor Estatal de California y La Oficina del Analista Legislativo coinciden en que California está avanzando demasiado lentamente en esta área. El informe del Auditor indica que solamente la mitad de los estudiantes en aprendizaje de inglés, que comenzaron en kindergarten, serán reclasificados hasta el sexto grado.

Durante los años pasados, el distrito escolar de Elk Grove County, de Sacramento, el tercero más grande del estado, consistentemente ha tenido tasas de redesignación superiores al promedio estatal. Los estudiantes R-FEP de séptimo grado del distrito Elk Grove, durante varios de los últimos años, se situaron entre los mejores en los exámenes CAT/6, en lectura, lenguaje, matemáticas y ortografía. La población de Elk Grove presenta un número ligeramente menor de estudiantes en aprendizaje de Inglés y de estudiantes que reciben almuerzo a precio reducido (este dato suele utilizarse para determinar el nivel de ingresos de la familia), en relación al resto del estado.

Entretanto, Los Angeles USD ha triplicado sus tasas de re designación durante los últimos 4 años, por encima del promedio estatal. Sin embargo, los niveles de las pruebas de CAT/6 de los estudiantes que habían aprendido inglés y la del séptimo nivel, se mantuvieron parejos, mientras las pruebas de tercer grado bajaron muy poco. Los Ángeles ha puesto énfasis en lograr dominio del inglés temprano, a través de cambios en sus políticas y entrenamiento especial a los profesores.

Long Beach y Glendale son otros dos grandes distritos escolares que se han mantenido por encima del promedio estatal en materia de re clasificación de los estudiantes en etapa de aprendizaje del inglés. Los estudiantes R-FEP de Long Beach han dado resultados ligeramente por debajo del promedio en el CAT/6. En Glendale, los resultados de los R-FEP han estado prácticamente al nivel con los promedios estatales, aunque consistentemente superiores en matemáticas.

No existe un factor más importante que el dominio del inglés, para la integración de estos niños a la corriente central educativa y económica de los Estados Unidos. Muchos de ellos ni siquiera son inmigrantes: dos tercios de aquellos que están en aprendizaje de inglés, pertenecen a segunda y tercera generación viviendo en este país. Aquellos niños que logran el dominio del inglés en la escuela primaria, tienen mucho mejores posibilidades de evitar el fracaso académico, que aquellos que no lo logran. Y para aquellos que lo logran, tal como muestran los resultados de estas pruebas, su éxito es altamente convincente.

Don Soifer es Analista de Educación en el Lexington Institute in Arlington, Virginia. Para contactarse con él, escriba a: soifer@lexingtoninstitute.org.

Letters to the Editor Return to the Frontpage