April 4, 2008

Stop-Loss: Una Película que Obliga a Pensar Cuenta con la Participación del Actor Latino Victor Rasuk

Por Gustavo del Cobre

Allá por 1999, una directora desconocida presentó en el Festival de Sundance su primera película, “Boys Don’t Cry”, realizada con muy poco dinero y protagonizada por una actriz a la que solo se recordaba por haber sido la protagonista de un filme juvenil llamado “The Next Karate Kid”, una tal Hilary Swank.

Basada en hechos reales que fueron meticulosamente investigados y con un guión tan impactante como la calidad con la que fue dirigida la película, “Boys Don’t Cry” se convirtió en un éxito instantáneo, y Swank, transformada para la pantalla en Brandon Teena, una chica que oculta su femineidad para hacerse pasar por hombre, fue aclamada por todos los críticos, obteniendo al año siguiente el Oscar a la Mejor Actriz por su estupendo trabajo, además del Globo de Oro y muchísimos premios más.

Chloe Sevigny, la actriz que tenía el otro papel de importancia, también obtuvo una nominación al Oscar y al Globo de Oro, ganándose una media docena de premios muy importantes.

Aunque Swank ha aprovechado muy bien los años que han pasado desde entonces para convertirse en una celebridad, ganando otro Oscar en el camino, la responsable del milagro, la guionista y director Pierce, prefirió rechazar las ofertas de la gran industria hollywoodense para continuar su carrera, tomándose su tiempo para encontrar otro proyecto en el que de verdad pudiera poner su corazón y fuera tan bueno o mejor como su primera película.

Y bien que le llevó su tiempo. Casi una década después, Kimberly ha concluido otro largometraje, “Stop-Loss”, un filme que examina una particular práctica del ejercito norteamericano que aprovechando un vacío legal en los contratos que le hace firmar a su personal, se reserva el derecho de volver a convocar al frente a un soldado que ya ha cumplido con su mandato y que finalmente ha podido regresar a su casa después de pasarse años vistiendo el uniforme militar.

Peirce llegó al tema gracias a su hermano, quien después de los tragicos eventos de septiembre del 2001 decidió alistarse en el ejercito para defender a su nación. Fue a través de él que conoció de cerca el mundo de los hombres y mujeres que sirven a la patria y decidió retratarlos en una película.

“Stop-Loss” cuenta la historia de Brandon King (Ryan Phillipe, el de “Flags of Our Fathers”), quien junto con su amigo de la infancia y com-pañero de servicio Steve Shriver (Channing Tatum, el de “Step Up”), han regresado finalmente a Brazos, en Texas, después de pasarse varios años en el frente de Irak.

Una vez alli, los dos intentan reconstruir sus vidas, ayudados por Michelle (Abbie Cornish, a quien vimos en “Elizabeth: the Golden Age”), la novia de Steve, quien es casi como una hermana para Brandon. Las cosas no son fáciles en Brazos, porque el efecto de la guerra se sienten en muchos de los jovenes veteranos de guerra. Por suerte Brandon, que era el lider del escuadrón, sabe usar el respeto que genera para apoyar a los demás.

Pero cuando subitamente el ejercito aplica el recurso del “stop-loss” para convocarlo otra vez a la guerra, el mundo se da vuelta para Brandon. Steven intenta convencerlo de que entre en razones y acepte el llamado. Michelle, en cambio, entiende los motivos de su amigo y confidente para negarse y es quien lo ayuda a tomar la decisión más drástica de su vida: desertar. En “Stop-Loss” se destaca un buen número de grandes actores en papeles de reparto, como Joseph Gordon-Levitt, Ciaran Hinds, Timothy Olyphant y el neoyorquino de orígen dominicano Victor Rassuk, a quien recordamos por su estupendo trabajo en “Raising Victor Vargas”.

Return to the Frontpage