September 21, 2007

Más braceros recibirán sus ahorros

Por Luis Alonso Pérez

Esta semana fue aprobada una propuesta de ley que permitirá a más de 200 mil ex trabajadores agrícolas del programa Bracero acceder al dinero de su fondo de ahorro que les fue retenido por el gobierno mexicano por más de cuatro décadas.

Esto representa un logro significativo para los ex braceros, en su mayoría hombres de la tercera edad que esperan recuperar una parte del dinero que durante sus años de arduo trabajo les era descontado cada semana y les iba a ser devuelto a su regreso a México.

Una promesa que no fue cumplida por el gobierno mexicano.

La tarde del lunes la cámara de senadores aprobó la propuesta de ley. Cuarenta años después del fin del programa de empleo agrícola temporal.

La noticia fue bien recibida por ex braceros de Tijuana, quienes desde temprano ese día se congregaron frente a las oficinas de atención ciudadana del senador Castro Trenti, exigiendo una audiencia para conocer el estado del dictamen que a esas horas de la mañana todavía era discutido en el senado.

Baldomero Capíz, coordinador general de la Unión de Ex braceros 1942-1967, expresó que decidieron acudir directamente a las oficinas de atención ciudadana porque cuando trataron de comunicarse vía telefónica no eran atendidos apropiadamente.

“Por eso hoy no nos vamos a mover hasta que no tengamos una solución o una reunión concreta en la ciudad de México.”

El propósito del fondo de ahorro era estimular el regreso a México de los trabajadores migratorios, por lo que se les descontaba el 10 por ciento de su salario semanal y se depositaba en una cuenta de banco estadounidense.

Este fondo era después transferido a una cuenta especial a cargo del gobierno mexicano, pero a su regreso, los ex braceros no fueron restituidos.

Por muchos años los trabajadores mexicanos que regresaron a casa lucharon infructíferamente por el dinero que les correspondía. Fue hasta después de cientos de protestas de ex braceros y de una transformación política de la sociedad mexicana que el gobierno decidió crear un programa para saldar su deuda.

En el 2003 se abrieron mesas receptoras para que se inscribieran en las listas de pago todos los mexicanos que fueron contratados por empresas estadounidenses para contrarrestar la falta de mano de obra durante y después de la Segunda Guerra Mundial, siempre y cuando contaran con alguna de las identificaciones aceptadas por la Secretaría de Gobernación de México.

La propuesta recientemente aprobada, permitirá que se incorporen a las listas de pago más de cien mil ex braceros que habían quedado sin acceso a su fondo de ahorro por no contar con los documentos requeridos por Gobernación.

Las nuevas mesas receptoras que se abran aceptarán documentos como el registro del seguro social estadounidense, reconocimiento del departamento de trabajo de Estados Unidos o el tarjetón de la Secretaría de Gobernación.

Durante su visita a las oficinas de atención ciudadana del Senador Castro le solicitaron también su presencia en la siguiente reunión con la comisión especial de seguimiento al programa de apoyo de ex braceros en la ciudad de México, ya que requieren plantearles dos puntos fundamentales.

Un presupuesto de 8 mil millones de pesos para cubrir el pago de los ex braceros ya registrados y que no han recibido su pago, así como de los que esperan incluirse en el nuevo padrón de beneficiarios.

Además pedirán que se abran las mesas receptoras de la secretaria de gobernación en los principales municipios de las entidades federativas, para que los ancianos no tengan que viajar hasta la capital del Estado para registrarse.

Los ex trabajadores migrantes buscan también que los gobiernos de los Estados se sensibilicen con las personas de la tercera edad y continúen con los programas de apoyo alimenticio.

A finales del año pasado alrededor de 300 ex braceros recibieron del gobierno del estado una tarjeta con 500 pesos de apoyo, pero con el anuncio de la entrada al poder de un nuevo gobernador la ayuda está siendo retirada.

Baldomero Capíz aseguró que les están quitando a los ex braceros un recurso del gobierno federal y es administrado a través de los municipios.

“Los quinientos pesos que les daban mensualmente en esa tarjeta ya se fueron. Parece que iba muy atado al proceso electoral y ahora que se terminaron las campañas automáticamente les quitan esos recursos.”

A pesar de que el senador no los recibió personalmente, después de varias horas de espera su secretario les informo por vía telefónica que la propuesta de ley había sido aprobada, lo que representa un paso importante en la larga y dura lucha de los primeros trabajadores migrantes mexicanos, por recuperar el dinero que ganaron con el sudor de su frente hace mas de cuarenta años.

Return to the Frontpage