September 21, 2007

Pastoral migratoria mexicana fortalece su trabajo

Por Luis Alonso Pérez

Religiosos católicos dedicados a la atención y estudio del fenómeno migratorio participaron en el octavo Taller Anual de Capacitación Para la Pastoral de Migrantes, efectuado en la ciudad de Tijuana.

El grupo de religiosos estadounidenses y mexicanos se reunió del 11 al 14 de septiembre, para compartir sus experiencias y discutir las diversas aristas del fenómeno migratorio, como el aspecto social y humano de la migración, la trata de personas, política migratoria mexicana y política de inmigración estadounidense, asi como modelos alternativos de desarrollo en México.

De acuerdo con el titular de la pastoral de migrantes en México, Arzobispo Rafael Romo Muñoz, el objetivo principal del taller fue dar una mirada hacia la situación migratoria más allá de la espiritualidad.

“También abordamos todo lo que es la visión de cómo ve Estados Unidos su inmigración, como ve México su migración, que aspectos legales, sociológicos y psicológicos entran en una situación como esta. De todo hemos podido compartir, de manera que este ejercicio ha sido realmente enriquecedor”.

Entre las conclusiones alcanzadas durante la reunión se acordó crear un programa de acción por cada una de las tres zonas en las que distribuyen el territorio nacional que contemple lo siguiente.

“Una mayor relación con el Instituto Nacional de Migración y la Secretaría de Gobernación, en aras de poder llegar de veras a una política migratoria justa”, sostuvo el Arzobispo Romo, aclarando que el objetivo de los religiosos no es intervenir en las labores de las autoridades civiles, “pero si algo le podemos decir al gobierno de su política migratoria para que sea cada vez más benéfica, pues es muy bueno”, aclaró.

Al finalizar el evento se compiló una memoria de los temas discutidos y las conclusiones alcanzadas, la cual será enviada a los representantes políticos de los diversos niveles de gobierno.

El líder religioso espera que los funcionarios se informen y se concientizen sobre la importancia social y humana del fenómeno migratorio.

“Yo a lo que invitaría es que aquellos que tienen esta tarea ojalá que la conviertan en vocación, porque se puede poner el corazón en aquello que se hace”.

Los religiosos examinaron la posibilidad que el siguiente taller se realice en la ciudad de Tapachula, Chiapas, con el fin de que el trabajo de pastoral migratoria se enriquezca con la perspectiva de la migración en la frontera sur de México.

Como parte fundamental del cierre del evento se llevó a cabo en la casa del migrante una misa en honor a todos los hombres, mujeres y niños que han fallecido en su intento por cruzar ilegalmente la frontera y contó con la presencia de los participantes del taller.

Para el Arzobispo esta fue una de las partes de mayor importancia en el taller, ya que una parte importante de los participantes, en particular los que viven lejos de la frontera, no tienen la oportunidad de convivir con migrantes y escuchar de viva voz los problemas que enfrentan a lo largo de su camino.

Return to the Frontpage