September 21, 2007

Comentario:

Abordando la Migración en México

Por Beatriz Zavala, Secretaria de Desarrollo Social, México,
Amalia García, Gobernadora de Zacatecas, México,
y Christina Gold, Presidente y Directora Ejecutiva de Western Union

En medio de la polémica presentada por el debate migratorio, casi no se ha prestado atención a las causas subyacentes de éste éxodo masivo.

Las personas en países subdesarrollados emigran de éstos principalmente para mejorar sus condiciones económicas y proveer para sus familias.

Hoy, aproximadamente 200 millones de inmigrantes distribuidos alrededor del mundo apoyan a una población en sus países de origen que es por lo menos del mismo tamaño. Tomando en consideración sólo a los inmigrantes mexicanos, éstos enviaron a sus hogares aproximadamente 24 mil millones de dólares en 2006, una cifra que representa aproximadamente tres por ciento del PIB del país y excede el ingreso devengado de las exportaciones petroleras.

Las remesas individuales siguen siendo un recurso crítico para el desarrollo económico. Sin embargo, una mayor conciencia de su potencial para incrementar los estándares de vida ha fomentado esfuerzos para recolectar remesas colectivas dirigidas hacia proyectos de desarrollo comunitario. El más exitoso de estos esfuerzos es un programa de multiplicación de recursos que se desarrolló a partir de iniciativas emprendidas por inmigrantes mexicanos en los EEUU a través de los clubes de oriundos locales.

El concepto de multiplicación de recursos es sencillo: las organizaciones no lucrativas recaudan fondos para una causa específica, y luego unen sus esfuerzos con el sector público y privado para que igualen los fondos recaudados.

Los resultados han sido excepcionales.

Lo que empezó a principios de los 90s como un pequeño proyecto enfocado en el estado de Zacatecas, ahora abarca iniciativas en todos los 32 estados mexicanos. El programa fue inicialmente patrocinado por clubes de mexicanos residentes en los Estados Unidos, pero el mismo ha evolucionado hasta convertirse en un esfuerzo que ha unido a los clubes de mexicanos en Estados Unidos, con los tres niveles del gobierno mexicano (local, estatal y federal) – cada uno igualando las contribuciones de éstos clubes, dólar por dólar.

En el 2001, el Programa 3x1 (como se llamaba anteriormente) se expandió aun más, bajo la supervisión de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), la cual opera a nivel federal. Recientemente, el programa tomó una nueva y emocionante dimensión cuando Western Union se convirtió en la primera entidad del sector privado en unirse a esta innovadora asociación en los estados de Zacatecas y Michoacán.

Desde que se anunció el Programa 4+1 – agregando la contribución privada de Western Union – en octubre de 2005, cientos de miles de dólares se han invertido en proyectos para mejorar la infraestructura básica y servicios citadinos, así como para generar trabajos e ingreso para las comunidades locales en México. Entre otras cosas, el programa ha ayudado a financiar empresas agrícolas, un taller de ensamblaje de computadoras, un invernadero para campesinos locales, una granja porcina y un parque ecológico para atraer turistas, ofreciendo nuevos recursos a éstas comunidades.

El éxito de este programa demuestra que dados los recursos adecuados, aún las áreas más subdesarrolladas pueden prosperar. Lo más esperanzador es el ciclo de progreso que hemos presenciado en algunas de las regiones más pobres: tan pronto una familia sale de la pobreza, otras le siguen y, eventualmente, una comunidad entera siente el impacto positivo.

Esperamos que otras empresas y organi-zaciones tomen parte en estos esfuerzos u otros similares.

Letters to the Editor Return to the Frontpage