September 7, 2007

Anthony González, De Estrella Como buckeye A Primera Selección De Los Colts

La primera selección del sorteo universitario del 2007 de los Indianapolis Colts, Anthony González, construyó su propio nombre como un excelente receptor en Ohio State entrenando sin cesar – incluso mientras dormía.

Luego de escuchar que algunos atletas olímpicos duermen en bolsas plásticas que reducen el porcentaje de oxígeno ambiental para mejorar su resistencia, González adquirió una para su tiempo en el gimnasio.

Es por esta dedicación que González fue seleccionado por los Colts en la primera vuelta del sorteo universitario, luego de una carrera con los Buckeyes que llamó la atención a más de uno.

Durante su último año en Ohio State, González acumuló un total de 762 yardas ofensivas y ocho anota-ciones.

Y si esas estadísticas no fueron lo suficientemente impresionantes, el receptor también alcanzó un promedio académico de 3.6 puntos en el aula, con múltiples semestres de 4.0.

A pesar de todos estos logros, el receptor seleccionado en la primera vuelta no pierde su humildad. “Espero que mis compañeros me respeten, y mis padres estén felices con la clase de ser humano que soy”, dice González. “En cuanto a recibir halagos y ese tipo de cosas, no les doy peso alguno”.

El camino al éxito no fue fácil para el receptor y su familia. Hijo de inmigrantes cubanos, González captó los momentos difíciles por los que su familia atravesó hasta concretar el sueño de una carrera en la NFL.

El padre de González jugó como corredor para Michigan, pero el futbol americano no era la única prioridad en su hogar debido a las altas metas académicas impuestas.

González se graduó en filosofía en Ohio State, y dice que siempre ha sido una meta el asistir a la escuela de leyes algún día.

“Mi ideal sería tener una buena carrera en la NFL y luego asistir a la escuela de leyes”, dice. “La NFL es mi meta número uno, pero si no funciona, voy a tener algo a qué dedicarme”.

González señala que no siempre la inteligencia en el aula es equivalente a la inteligencia en el campo de juego. Para asegurarse que así sea, estudia el juego con la misma intensidad que lo hace con los libros de texto académicos.

Return to the Frontpage