September 7, 2007

Comentario:

Nuevo Acercamiento para Mejorar Nuestras Escuelas

Por Israel Ortega

Pregunta – ¿Que tema es uno de los más importantes para la comunidad hispana según las últimas encuestas? Si respondiste temas de salud, inmigración o hasta Irak, te equivocas. ¿La respuesta? – la educación de nuestros niños.

Bueno, pues los números han visto la luz del día y no son buenos. Según el Centro Educativo de Estadísticas Nacionales o NCES, “uno de cada cuatro estudiantes que ingresa el noveno grado no graduara; y para afro-americanos e hispanos esa cifra se aproxima mas a – uno de cada tres.” Para un tema de tanta importancia, uno pensaría que los políticos estarían haciendo todo lo posible para mejorar la situación.

Desafortunadamente la evidencia sugiere lo contrario. Si el Presidente y la mayoría en el Congreso se salen con las suyas y autorizan el “No Child Left Behind” o el acta traducida como “Que ningún Niño se Quede Atrás”, podremos seguir esperando mas de lo mismo.

Según los lideres en el Congreso, el Acta Educativa será debatido este otoño, que podría otorgarle al Presidente una rara victoria domestica. A pesar de las mejores intenciones del Presidente para luchar contra las bajas expectativas confrontando a muchos estudiantes, el acto ha fracasado en disminuir las diferencias académicas entre blancos y noblancos estudiantes.

Más importante es el hecho que el acta ha tenido el resultado inesperado de forzar a muchas escuelas que inflen sus notas para estar en acuerdo con los mandatarios federales por el miedo de perder dinero federal. En si, las escuelas no han tenido otra opción más que aprobar a niños que sin duda vieran reprobado. ¿Puede que haya otra manera de frenar esta aproximación perversa que muchos llaman, “la carrera hacia abajo?”

Afortunadamente existe un grupo de legisladores en la Cámara de Diputados que están apoyando una medida que quiere agregar más transparencia al proceso y mas que nada – regresar el poder a los padres y las comunidades locales. La medida, conocida como a A-Plus Act, está recibiendo el apoyo de varios miembros que está sirviendo como una buena alternativa al proyecto de ley del Presidente Bush – No Child Left Behind.

Esencialmente un estado entraría en un acuerdo con el Departamento de Educación que le permitiría utilizar dinero federal para avanzar prioridades estatales concertando educación. Lo bueno de la medida A Plus es que regresa el poder a los padres y las comunidades y no a lo burocracia en Washington, D.C.

Importante recalcar es que por todo los millones tras millones de dólares que hemos gastado para mejorar nuestro sistema escolar durante las ultimas décadas no hemos visto que la situación se mejore. Queda claro que se requiere un nuevo acercamiento. Desafortunadamente parece que el grupo que se supone tiene los intereses de la comunidad Hispana en mente, prefiere seguir simplemente pidiendo más dinero federal con la esperanza que mágicamente mejorara. Me refiero sin duda al Congressional Hispanic Caucus – o el grupo de hispanos en el Congreso - CHC.

Mientras los políticos disfrutan sus merecidas vacaciones este mes, estarían en lo cierto en reevaluar nuestras actuales medidas educativas y reevaluar los meritos y fracasos de nuestro actual acercamiento de este tema tan importante para nuestra comunidad. Los legisladores harían bien en aprovechar esta oportunidad para mejorar nuestro sistema roto y poner los intereses de nuestros niños arriba de la política.

Israel Ortega es un Asociado de Prensa y Medios de Comunicación para la Heritage Foundation. www.heritage.org

Letters to the Editor Return to the Frontpage