October 26, 2007

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Marangely Rodríguez

La clave para la educación de tus hijos está en tus manos

Cuando llegaste a Estados Unidos seguramente fue para alcanzar un mejor nivel de calidad de vida para ti y los tuyos. Trabajas duro para que a tu familia no le falte nada y deseas que en un futuro tus hijos puedan llegar a ser hombres y mujeres de bien.

Ya estás aquí, ahora trabajas no sólo para darles el pan de cada día, pero también debes esforzarte para que puedan aprovechar las oportunidades de educación que ofrece este país.

Puede que pasen por tu mente un mar de ideas que saboteen tus intenciones de involucrarte en la educación de tus hijos; una cultura diferente, un idioma distinto, o tal vez tu estatus legal te intimida a la hora de acercarte a una escuela.

No dejes que estas dudas empañen el futuro de tus hijos, considera lo siguiente:

No hay mejor manera de demostrarle amor a tus hijos que dejándoles claro cuán importantes son para ti. Involucrarte activamente en su educación les ofrece seguridad y además si ellos ven que para ti es importante la escuela, para ellos también lo será.

Si ya ellos han alcanzado un nivel educativo superior al tuyo, no sientas que ya no puedes ayudarlos, se ha comprobado que los hijos de padres que se involucran activamente en la educación de sus hijos terminan exitosamente la escuela secundaria y se mantienen alejados del consumo del alcohol y las drogas.

También es importante conocer a los amigos de tus hijos en la escuela, porque con ellos comparte yu hijo(a) todo el día. Invítalos a tu casa y también a sus padres. Es importante saber con quién están tus hijos, sus valores y si pueden ser una influencia positiva en el progreso intelectual y social de tus hijos.

Conocer a sus padres también ayudará en el momento de entregar tareas y proyectos, así pueden compartir ideas, comunicados escolares y actividades comunitarias.

No dejes que el idioma sea un impedimento. El no dominar el idioma inglés no debe ser razón para ausentarte de las reuniones de padres y formar parte activa en la educación de tus hijos.

Como padre tienes el poder de exigirle a la escuela que te envíen las comunicaciones en español. Igualmente pide que haya un intérprete en las reuniones de padres. Recuerda que hay otros padres en tu misma situación, unidos pueden marcar la diferencia.

Recuerda que en Estados Unidos la educación de los niños es un derecho. Nadie puede preguntarte por tu situación legal a la hora de inscribir a tu hijo en la escuela. Tu situación migratoria nada tiene que ver con la oportunidad educativa de tus hijos.

Amigo lector de La Columna Vertebral, para información sobre recursos educativos en tu comunidad llama a La Línea de Ayuda al 1-800-473-3003.

Return to the Frontpage