October 19, 2007

Aldea SOS de Tijuana solicita mamás

Por Luis Alonso Pérez

La Aldea SOS de Tijuana, hogar sustituto para niños desamparados, se encuentra en busca de mujeres que deseen integrarse a la comunidad de madres sustitutas y hacerse cargo de una nueva familia.

Desde 1993 la aldea infantil ha brindado a cientos de niños que han perdido la protección de sus padres, la oportunidad de crecer en un entorno familiar seguro y afectuoso.

La aldea de Tijuana forma parte de una extensa red de 452 aldeas establecidas en 132 países, y fue creada por austriaco Hermann Gmeiner, como una solución a la gran cantidad de niños huérfanos y madres que habían quedado solas al perder a sus maridos e hijos durante la segunda guerra mundial.

Actualmente en Tijuana se atienden a nueve familias, cada una a cargo de una mama que cuida de 8 a 9 niñas y niños en promedio. Este año se construyeron seis casas, de las cuales tres ya se encuentran habitadas y otras tres esperan pronto albergar a familias nuevas.

“Precisamente por eso estamos haciendo un llamado a mujeres que deseen incorporarse a este proyecto para desarrollarse como mamas dentro de la aldea, donde esperamos en los próximos meses crear tres nuevas familias” expresó Luis Manuel Reza, director de la Aldea SOS Tijuana.

Las madres de la aldea deben ser mujeres solas entre 25 y 45 años de edad, preferentemente solteras, viudas o divorciadas que estén en posibilidad de vivir en la aldea, y cuenten con interés, paciencia y amor por los niños.

Los niños albergados en la aldea son canalizados a través de la procuraduría para la defensa del menor y la familia del DIF estatal, cuando no existe la posibilidad de reintegrarlos con sus familiares biológicos ni posibilidad de adopción, o se trata de un grupo numeroso de hermanos.

Ese es el caso de la familia de Diana Hernández, quien actualmente se hace cargo de una familia de ocho hermanitos, los cuales fueron integrados a su nuevo hogar después de que fueron retirados de sus padres biológicos.

“Cuando vine no sabia exactamente de que se trataba el proyecto, pero después de que me explicaron en que consistía me interesó formar una familia con niños que no tenían oportunidad de tener una familia estable. Ya cuando vi a mis niños me encariñé mas.”

A pesar de tener ocho niños a su cargo, Diana disfruta profundamente su trabajo y espera que otras tres mujeres se incorporen pronto a la comunidad.

El amor por los niños es una característica fundamental de las personas que colaboran con la aldea infantil. Desde su director y su equipo de trabajo hasta los voluntarios y benefactores tienen en común el espíritu de ayuda en su corazón.

Para solventar sus costos de mantenimiento y operación, La Aldea SOS de Tijuana comúnmente recurre a la sociedad civil y la comunidad fronteriza que puedan contribuir con donaciones económicas, en especie o servicios.

Por fortuna existe una cantidad importante de benefactores que apoyan. Tal es el caso de la Universidad de las Californias, la cual firmo un convenio de colaboración con la aldea infantil SOS el pasado 9 de octubre.

Con este convenio la universidad se compromete a canalizar estudiantes prestadores de prácticas profesionales y servicio social para colaborar con las labores de la aldea SOS, como programas de apoyo a niños y adolescentes, entrenamiento para desarrollo de habilidades y de seguimiento escolar.

De la misma forma se comprometió a donar a la aldea una parte de las ganancias generadas en el tercer sorteo universitario que inició el día de ayer y concluirá el 14 de febrero.

Con un costo de 200 pesos por boleto, la universidad busca recabar fondos suficientes para otorgar becas a los alumnos con alto nivel de aprovechamiento, y a la vez apoyar con los excedentes a esta institución de beneficencia publica, que ha tendido la mano a niños y jóvenes tijuanenses por más de 13 años.

Si desea conocer más sobre las Aldeas Infantiles SOS visite el sitio de Internet www.aldeasinfantiles-sos.org o comuníquese al teléfono 011 52 (664) 623 8505.

Return to the Frontpage