October 12, 2007

Guerra de demonios: Gran noche de lucha libre en Tijuana

Por Luis Alonso Pérez

El pasado, el presente y el futuro de la lucha libre mexicana libraron una noche de intensos combates y ofrecieron a la afición una de las funciones mas ambiciosas que se hayan organizado en la ciudad fronteriza.

Una verdadera guerra de demonios se desato la noche del martes en el estadio Calimax, cuando los legendarios luchadores Blue Demon Jr. y Espectro Jr. se enfrentaron en un mano a mano muy esperado por los aficionados tijuanenses.

Tijuana es conocida como una de las plazas más impor-tantes en el país. Sus aficionados están acostumbrados a presenciar funciones con los mejores gladiadores del ring y ha sido cuna de algunas de las figuras más importantes de la lucha libre mexicana.

Por ese motivo la famosa revista Luchas 2000 presentó una cartelera de primer nivel compuesta por tres generaciones de luchadores, entre los que destacan el Perro Aguayo Jr., el Último Guerrero, la leyenda tijuanense Rey Misterio, y el ídolo del momento, Místico.

Las pantallas gigantes del estadio de beisbol de la colonia Capistrano dieron a los espectadores una vista privilegiada de la función, misma que fue grabada para su transmisión en cadenas deportivas internacionales.

Un grupo de jóvenes talentos de la lucha tijuanense se encargó de calentar la lona y los ánimos de la afición. Minutos después seis experimentados luchadores locales demostraron sus habilidades ante el público fronterizo.

El tercer enfrentamiento de la noche fue dedicado a honrar la carrera y dar la despedida de los cuadriláteros a El Supremo, reconocido luchador tijuanense cuya larga y prominente carrera llegó a un abrupto final años atrás, sin haber podido consumar una lucha pendiente con su rival de antaño, El Dorado.

En combate original entre El Supremo y El Dorado había sido pospuesto a causa del gran temblor de la Ciudad de México de 1985 y después de 22 años. La noche del martes los luchadores veteranos pelearon como jóvenes por defender valientemente su honor pero al final solo uno, El Supremo, resultó vencedor.

La penúltima lucha, titulada “Torneo Increíble” por los organizadores, reunió a 8 de las figuras más importantes de la lucha libre mexicana en una batalla campal, de la que El Místico, el príncipe de oro y plata, resulto victorioso a pesar de recibir una tremenda golpiza.

Los protagonistas de la función hicieron su arribo al cuadrilátero de forma muy peculiar.

Una carroza fúnebre condujo el féretro en el que viajaba El Espectro Jr, mientras que el hijo del demonio azul llegó al estilo biker, acompañado por una caravana del club de motociclistas Solo Angeles.

Al inicio del encuentro el rudo Espectro castigó brutalmente a su contrincante, propinándole una paliza que lo dejó sangrando y lesionado, pero cuando todo parecía perdido para el Blue Demon Jr, logró recuperarse y darle al Espectro una dosis de su propia medicina.

Tras veinte intensos minutos de combate el enmascarado azul aplicó una llave que sometió al Espectro hasta que claudicó, poniendo fin a una larga rivalidad que inició y terminó en la ciudad de Tijuana.

Return to the Frontpage