October 5, 2007

Purépechas de Rosarito celebran a San Jerónimo

Por Luis Alonso Perez
Fotos por David Maung

La colonia Constitución de Playas de Rosarito se llenó de vida el pasado domingo 30 de septiembre durante las festividades del día de San Jerónimo, santo patrón de la isla de Janitzio, Michoacán.

Año con año cientos de familias purépechas que ahora habitan la colonia rosaritense mantienen viva la tradición de su isla natal celebrando al santo de su devoción con música, danza y comida en una capilla que la comunidad ha construido en su honor.

Para la comunidad purépecha establecida 15 años atrás en Rosarito, ésta celebración es una de las más importantes en el año, y al igual de navidad, año nuevo o Día de Muertos, reúne a padres, hijos y abuelos que motivados por la tradición ancestral o la nostalgia, comparten las corundas o el pozole al ritmo de las pirecuas y el zapateo de los danzantes.

Las festividades comenzaron desde temprano con los partidos de finales de los torneos de básquetbol y fútbol rápido organizados por la comunidad. Por cinco fines de semana previos, los deportistas, en su mayoría purépechas, compitieron por la clasificación a la final, donde se disputó una bolsa de mil y quinientos pesos para los primeros y segundos lugares.

Al punto de la 1:30 de la tarde, el repique de las campanas convocó a los fieles a la santa misa en la iglesia de San Jerónimo, la cual fue edificada con el trabajo de la comunidad y continuará su construcción con los fondos recabados por la venta de comida y bebidas.

La misa oficiada en lengua purépecha revivió los recuerdos de aquellos que crecieron en Janitzio, pero al mismo tiempo enajenó a las nuevas generaciones nacidas o criadas en Rosarito, quienes se limitaban a seguir el ejemplo de sus padres.

Las festividades continuaron con un festival cultural en el que participaron los grupos musicales y de danza formados en Rosarito.

Las pirecuas y los sones abajeños, estilos musicales originarios de la zona lacustre de Michoacán, llenaron la iglesia de vida y sentimiento. Los músicos y danzantes del grupo Xanicha recrearon las danzas tradicionales de San Jerónimo y la Danza del Pescado Blanco, mientras que el grupo Renacimiento purépecha, interpretó la Danza de los Viejitos.

Familias enteras se congregaron para presenciar el colorido espectáculo. Los mayores recordaban las fiestas que años atrás gozaban en su isla natal, mientras que los jóvenes aprendían un poco mas sobre su cultura y sus tradiciones.

Sería una mentira asegurar que las fiestas de San Jerónimo se viven igual en Rosarito que en Janitzio, pero por más sencillo o diferente que se pueda considerar, es el resultado de un proceso de adaptación social y del esfuerzo de una comunidad que a pesar de encontrarse lejos de su tierra, se rehúsa a dejar que sus tradiciones pasen al olvido.

Return to the Frontpage