November 21, 2007

Más empleos para adultos mayores

Por Luis Alonso Pérez

En Baja California existen alrededor de 184 mil personas mayores, lo que representa el 7 por ciento de la población.

Por desgracia a pesar de sus años de experiencia y ganas de trabajar en ocasiones les es muy difícil encontrar un trabajo, ya que con frecuencia las empresas establecen rangos de edades para la contratación que favorecen a personas más jóvenes.

Paula Barriga, una mujer de 64 años siente que ésta es una situación injusta para las personas de su edad.

“Cuando va uno a solicitar trabajo le dicen que la edad es de 18 a 35 años, y pues a uno que tiene más de 55 ya no le dan”.

Esta situación es difícil e incluso frustrante para algunas personas que tienen una familia que mantener o dependen de sus hijos para salir adelante.

“Para mi punto de vista nos deben de dar trabajo para no ser una carga para nuestros propios hijos y para sentirnos bien de no depender económicamente de nuestra familia” expresó Cecilia Puga, una mujer mayor que ha vivido en carne propia la discriminación laboral por causa de su edad.

“Si me gustaría que este gobernador que apenas empieza tenga ese mismo punto de vista, para que se nos de una oportunidad de trabajo a todo mundo, tanto a hombres como mujeres”.

Al igual que doña Cecilia, los diputados locales creen que los adultos mayores merecen un trabajo digno, así como una oportunidad para regresarles un poco de lo mucho que han dado a nuestra sociedad.

Por ese motivo han aprobado un punto de acuerdo donde se hace un exhorto al gobernador para que el 5 por ciento del total de la plantilla del personal del gobierno del estado sean adultos mayores o personas con capacidades diferentes.

El gobierno estatal cuenta con una plantilla de alrededor de 8 mil empleados, de los cuales alrededor de 250 tienen estas características.

Enrique Méndez Juárez, diputado del congreso baja-californiano, espera que de ser aprobado el exhorto se puedan integrar alrededor de 400 o 500 jefes de familia a la plantilla del gobierno estatal.

“La idea es que se incremente el número de empleados mayores para que puedan aportar su experiencia y madurez al gobierno en áreas de atención al público y administrativas, reintegrándolos a la actividad productiva”.

Méndez aclaró que todos los candidatos deben cumplir con los requisitos de la Ley Orgánica de la Administración Pública, y por ese motivo recibirán salarios estipulados por la ley de acuerdo al puesto que ocupen.

Sin embargo, hay quienes opinan que esto debe ser solo el comienzo de un programa más ambicioso que incluya a la iniciativa privada.

Tal es el caso de Urbano Martínez, originario del estado de Veracruz, que tuvo que emigrar a Tijuana por la falta de trabajo para hombres de su edad.

“Yo vengo huyendo de esa discriminación de la edad hasta 35 años y aquí en el norte he encontrado que hay opciones para personas de hasta 60 años”.

Para el señor Martínez este programa debe extenderse a empresas grandes y al sector industrial, en particular a las maquiladoras.

“Si el gobierno se preocupa por nosotros debería de canalizarnos a empresas fuertes que tienen mejores prestaciones y mayores oportunidades de desarrollarse”.

Por ahora, los legisladores y los adultos mayores esperan que el gobernador gire instrucciones al personal del gobierno estatal para que modifiquen las políticas de contratación.

Return to the Frontpage