November 16, 2007

Comentario:

La importancia de la “s”

Por José R. Uzal

En el 2005, en anticipación de las elecciones del 2006 Karl Rove, estratega de la administración en aquellos tiempos, abrió la caja de Pandora y se escaparon los demonios de la inmigración. Nadie los ha podido volver a poner en la caja. La inmigración seguirá siendo un tema candente en el panorama nacional. La elecciones del 2008 y la caída económica que se avecina aseguran que los mercaderes de mitos y mentiras en los medios de comunicación, continuarán arengando a los estadounidenses contra nosotros los inmigrantes que hablamos español.

El debate no es fácil. Los EE.UU. tienen el derecho a proteger sus frontera“s” y la inmigración ilegal es exactamente lo que el nombre indica, ilegal. Si tratamos de debatir ambos puntos vamos a perder la opinión pública y seremos testigos del triunfo de la política de “eliminación a través del cumplimiento de la ley”, la cual demanda el cumplimiento estricto de las presentes leyes para obligar a los ilegales a irse por su propia voluntad, al no poder ganarse la vida o encontrar donde vivir, sin que el gobierno incurra gastos de deportación.

La presente realidad es otra. La población estadounidense está envejeciendo y no se está reemplazando. Se calcula que para el 2017 se requerirán 10 millones de trabajadores para mantener nuestra capacidad productiva y los servicios necesarios. Las empresas norteamericanas enviaron los trabajos de producción al extranjero y no hay suficientes estadounidenses para hacer las labores que se requieren para mantener nuestro estándar de vida. Por otra parte los países de Centro y Suramérica que aportan la mayor cantidad de inmigrantes no lograrían vivir sin las remesas de los expatriados ni podrían recibir de un golpe a todos los que se vinieron para EE.UU.

Y esto nos trae a la importancia de la “S”. Cuando debatimos con los mercaderes y mentiras no le podemos permitir que hablen de “la frontera” como si fuera una única frontera la que produce inmigrantes legales e ilegales. No todos los ilegales son hispanos, ni todos los hispanos son ilegales. En el momento en que cualquier persona se refiera a “la frontera” se identifica como ignorante en temas de inmigración y segundo, como racista.

Los problemas de la frontera con México son entre dos países enfrascados en un programa de integración económica del hemisferio, respaldado por un tratado (NAFTA). Son problemas que se tienen que resolver a través de negociaciones entre ambas naciones.

Un debate serio sobre como llegar a una verdadera reforma al sistema migratorio demanda que se le añada una “s” a frontera. Proposiciones y proyectos de ley para resolver el problema tienen que tener fondos para ponerlos en vigencia y una “s” en frontera para que se puedan tomar en cuenta. Si no tienen “s” y no tienen $ los legisladores se están burlando del pueblo americano en general y de los hispanos en particular.

Con estos argumentos podremos avanzar el debate, silenciar a nuestros enemigos y ganar la batalla para obtener una reforma migratoria justa.

José R. Uzal (uzal@msn.com) escribe para el Latino Semanal., en West Palm Beach FL, sobre temas de interés para los hispanos parlantes.

Letters to the Editor Return to the Frontpage