November 16, 2007

Reseña:

De Lujo e Inolvidable “Una Noche de Otoño” con el Tenor Javier Sevilla

Reflejó en el escenario su trabajo y dedicación

Por: Paco Zavala

El escenario cualquiera que sea, es el escenario, impone mucho respeto al artista que logra colocarse en sus espacios y admiración por el artista que logra dominar el “track” en el momento de pisarlo.

La pasada noche del sábado 10 de noviembre, presenciamos la presentación del primer compromiso digamos formal, en el que se involucró el tenor tijuanense Javier Sevilla, el cual se enfrentó al respetable con aplomo y dominio del famoso “track” que ataca a los artistas cuando se presentan frente a una nutrida asistencia. El acontecimiento se realizó en el Teatro de la Casa de la Cultura Altamira y se le nombró: “Una Noche de Otoño”, con un aforo en la sala, a medias y contando con el apoyo y acompañamiento musical al piano, del joven pianista tijuanense Miguel Rivera.

El exquisito buffet musical estuvo diseñado y dividido en dos partes. En la primera parte se incluyeron arias de ópera y canciones napolitanas y en la segunda parte se incluyeron romanzas de zarzuela y canciones mexicanas.

Dentro del programa se interpretó: O Colombina il tenero...de la ópera I Pagliacci de Ruggero Leoncavallo, “Quanto e bella” de la ópera L’elisir d’amore”, de Gaetano Donizetti y E lucevan le stelle, de la ópera Tosca de Giacomo Puccini; continuó el desarrollo del programa con: canciones napolitanas, tales como: “Non ti scordar di me” de Ernesto de Curtis, “Mattinata” de Ruggero Leoncavallo y “Funiculli Funiculla” de Luigi Denza.

En la segunda parte se in-terpretaron obras de la talla de la jota “Te quiero morena”, comparsa española de “El trust de los tenorios” de José Serrano, “Yo no sé que veo en Ana Mari” de la zarzuela “El caserío” de Jesús Guridi y la famosa romanza “No puede ser”, de la zarzuela “La Tabernera del puerto” de Pablo Sorozábal y finalmente el tenor Javier Sevilla, interpretó temas de canciones latinoamericanas: “Ay, ay, ay” de Osmán Pérez Freire, “Te quiero dijiste” de María Grever y la famosa fantasía española del maestro Agustín Lara “Granada”, ya para complacer al delirante público que pedía una y otra vez “otra,.. otra... otra...”, interpretó el tenor “O sole mio” de E. di Capua.

En esta “Una noche de otoño”, no podía faltar el toque de distinción, elegancia y femineidad, este lo impusieron la presencia de la Lic. en Ciencias de la Comunicación, Ana Virginia Picon, quien tuvo bajo su responsabilidad la conducción del programa, además de desempeñarse con profesionalismo, elegancia y simpatía, y la Maestra en Danza, Dulce Adriana Hernández González, quien fue la edecán encargada de atender al tenor en el tiempo que estuvo en el escenario, en lo referente a maquillaje, cambio de ropa y aspectos escenográficos, las dos damas realizaron un encomiable y plausible trabajo, ¡Felicidades!

El programa se desarrolló en perfecto orden, desde que éste inició, el público aplaudió a los artistas, (tenor y pianista), en cada una de sus intervenciones, las que estuvieron a la altura de los grandes artistas y grandes salas de concierto; dicho de otra manera, La Casa de la Cultura Altamira, vivió una noche de gala.

El montaje de este programa se debe a la decisión del tenor Javier Sevilla y al apoyo otorgado por algunas instituciones, dentro de las que podemos mencionar La Prensa San Diego, Radio Universidad, Estéreo Frontera, Sintésis TV, Periódico El Mexicano, Cadena BC, Casa De Cultura Altamira, Opera de Tijuana, a su amigo y compañero Daniel Cázarez, por imprimir boletos, programas y posters en su imprenta.

Después del concierto se sirvió un ambigú, rociado con vinos de mesa, agasajo sorpresa que el público disfrutó.

También tuvimos una pequeña charla con el tenor, los comentarios que vertió fueron muy halagüeños, él se encontraba feliz y eufórico por el éxito obtenido en este evento, “Una Noche de Otoño”.

Return to the Frontpage