November 9, 2007

Comentario:

Vota o nos botan

Por José R. Uzal

La política es el arte de a quien le corresponde que.

En Estados Unidos lo que cuenta no es el peso del voto de cada individuo. Lo que en realidad cuenta son los pesos y el total votos. Los hispanos somos un poderoso bloque económico con un poder adquisitivo combinado de más de un trillón de dólares; pero no somos todavía un bloque importante de electores. A pesar de ser la minoría más numerosa de EE.UU. el voto hispano es significativo solo en Florida, California, Illinois y Nuevo México, estados que pueden afectar los resultados del conteo electoral nacional.

Los que se ganan la vida analizando los patrones de voto pesan y miden quién vota, cuándo y por qué. Estos profesionales de la política están concientes de que el voto hispano no es importante en el ámbito nacional. Somos muchos pero pocos votan. Entre los hispanos que ejercen su derecho al voto, que son los únicos que cuentan, los temas de la educación, el cuidado de la salud, la economía y la guerra contra el terrorismo son más importantes que la inmigración. Solamente el 27% de los votantes hispanos consideran la inmigración extremadamente importante al decidir cómo votar. Mucho más importante que la inmigración son la salud, los empleos y la educación.

En el tema de inmigración el 80% de los hispanos están de acuerdo con los planes de los Demócratas para resolver el problema de los inmigrantes indocumentados y un 50% aprueban el plan del Presidente Bush de trabajadores invitados. La mayoría de los votantes hispanos indican que el gobierno federal debe proporcionar seguro medico para todos los americanos y estarían dispuestos a pagar más impuestos o más altas primas de seguro para aumentar el número de asegurados. Más del 60% de los hispanos están preocupados por la situación en Irak.

Entre los votantes hispanos inscritos para votar (los votantes se inscriben no se registran), el 45% se identifican como Demócratas, el 20% dicen ser Republicanos, el 10% representan ser independientes, el 8% dicen ser “otra cosa” y el 5% no sabe cual es su afiliación. Los cubanos son más proclives a ser Republicanos que otros Latinos. El 60% del electorado hispano es de origen mexicano y de estos el 47% es Demócrata, el 18% Republicano y el resto son Independientes. Los boricuas representan solamente el 15% de los votantes hispanos a pesar de ser americanos. De este 15% el 50% son Demócratas,

Los hispanos inscritos como votantes expresan con más frecuencia que el partido Demócrata se preocupa más por los hispanos pero una cantidad similar dice que no hay diferencia entre los dos partidos políticos.

También es evidente que el tema de la inmigración no es muy importante para los votantes hispanos. Los que nutrieron las marchas multitudinarias en la primavera no son los hispanos que votarán en el otoño. Todos somos ante los ojos de la opinión pública americana inmigrantes ilegales ya que no hay forma de reconocer, a simple vista, el hispano que puede votar y el que no.

Las elecciones se acercan. Votar a favor de los que defienden los derechos de nuestros hermanos nos ayuda a todos. Si los hispanos votamos en masa nos comenzaran a mirar con más respeto. Inscríbete para votar; el voto es secreto pero el hecho de haber votado es información pública.

Estadísticas suministradas por The Pew Hispanic Center/ Kaiser Family Foundation 2004 National Survey of Latinos: Politics and Civic Engagement. International Communications Research of Media, PA citizens.

José R. Uzal (uzal@msn.com) escribe para el Latino Semanal., en West Palm Beach FL, sobre temas de interés para los hispanos parlantes.

Letters to the Editor Return to the Frontpage