November 9, 2007

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Luisa Fernanda Montero

Lecciones de fuego

Más de 15 mil hectáreas fueron arrasadas por los recientes incendios en California, además del enorme costo ambiental que nos afecta a todos, el fuego destruyó más de dos mil viviendas, causó varias muertes y dejó un camino de destrucción lamentable.

Pero también es lamentable descubrir que uno de los gigantescos incendios forestales, uno de los peores de la historia de California, pudo haberse evitado.

Las investigaciones señalan que un niño que jugaba con fósforos fue responsable de causar uno de estos trágicos incendios.

Si el menor es culpable, si lo son sus padres o si sólo fue un accidente, es un asunto que determinará la justicia, pero el hecho debe ser, sin duda, un llamado de atención.

Anualmente, según la Agencia Federal encargada del control de incendios USFA, un promedio de 3 mil personas mueren y más de 25 mil resultan heridas por causa de los incendios.

Una gran cantidad de incendios ocurren en la casa y sí, hay maneras comprobadas de evitarlos y sobrevivir a ellos, y este es el mejor momento para asegurarte que tu hogar esté protegido.

Cada casa debe tener por lo menos una alarma detectora de humo… ¡funcionando!

La alarma debe revisarse y mantenerse libre de polvo. No olvide cambiar las baterías por lo menos una vez al año, unos minutos y un par de dólares pueden salvarle la vida.

Muchos incendios son causados por fallas eléctricas. No sobrecargue los circuitos o los cables de extensión, no esconda cables bajo las alfombras, ni los cuelgue en clavos o zonas de mucho tránsito.

Si algún aparato eléctrico hace ruido, suelta chispas o mal olor, desenchúfelo inmediatamente y si no lo quiere desechar, permita que sea un profesional quien lo repare.

Los aparatos de calefacción necesitan su propio espacio, no deben estar cerca de ningún material inflamable y las chimeneas son amigas del fuego, por eso, hay que usarlas con precaución, utilizar pantallas aislantes y limpiarlas.

Instalar aspersores de agua, aumenta dramáticamente sus posibilidades de sobrevivir a un incendio pero es indispensable tener un plan de escape.

Además, conserve sus documentos en un lugar seguro y si algún día se ve rodeado por las llamas, recuerde que debe agacharse todo lo que pueda, no abrir las puertas que están calientes y pedir ayuda una vez que esté fuera de la casa.

Y no olvide explicarle a sus hijos los usos y los riesgos del fuego y ¡no los deje jugar con fósforos!

Amigo lector de La Columna Vertebral, la Línea de Ayuda está siempre a su disposición con sus servicios de información y referidos en el 1-800-473-3003.

Return to the Frontpage