November 2, 2007

Editorial:

Es hora de representación justa en el sur del condado de SD

Uno de los propósitos del proceso democrático y de nuestro sistema electoral, que en veces es un proceso complejo que involucra muchas reglas y regulaciones, es el derecho a representación equivalente con elecciones justas y competitivas que constituyen la decisión de la gente. Estas premisas básicas no se aplican en los distritos escolares del sur del Condado de San Diego. No hay representación equitativa y las elecciones no son competitivas lo que nos lleva a la cuestión de justicia.

El Distrito Escolar de Chula Vista es un buen ejemplo del proceso democrático siendo burlado.

La Mesa Directiva Escolar preside sobre un area que cubre 103 millas cuadradas representando 318,800 residentes con una población estudiantil de unos 26,800 estudiantes. Pero todos los representantes escolares vienen de la comunidad de Bonita que tiene una extensión de sólo 5 millas cuadradas y está ubicada en la parte acaudalada del noreste del sur del condado. De hecho, la Ciudad de Chula Vista no tiene representantes en la mesa directiva.

Cuatro de los cinco miembros de la mesa directiva del Distrito Escolar de Chula Vista tienen más de una década de servicio. Patrick Judd se lleva el premio al mandato más largo, cuando su periodo se venza, tendrá 24 años en la mesa directiva. No existen limitaciones en reelección ni en donativos de campaña, lo que le da a los actuales miembros de la mesa directiva una ventaja injusta. Una vez que son electos es raro que un actual miembro sea vencido en los comicios. El quinto miembro de la mesa directiva en Chula Vista, también residente de Bonita, fue seleccionado por los otros cuatro que viven en Bonita.

Las mismas circunstancias políticas también son ciertas en los otros distritos escolares del sur. El Distrito Escolar de Sweetwater tiene tres de cinco miembros de la mesa directiva viviendo en Bonita.

La falta de representación en las mesas directivas escolares es obvia y es difícil encontrar un argumento para mantener el status quo.

Un grupo de residentes del sur del condado se han unido queriendo ver una manera diversa y representativa en la cual los miembros de las mesas directivas escolares sean electos creando límites geográficos, o en términos mas sencillos, en distritos, de los cuales los representantes electos vendrían de cada uno para representación más equitativa en el sur del condado.

Se ha creado un plan que crea cinco distritos distribuidos equitativamente para ambos distritos escolares basándose en población y se creó una petición. Dos mil personas han firmado estas peticiones y un comité fue hasta la Mesa de Educación del Condado con sus peticiones para pedir que su plan esté disponible para las siguientes elecciones.

El Condado está de acuerdo en tomar este tema y ha agendado una junta comunitaria en las oficinas del Distrito Escolar de Chula Vista, 84 East J St., en Chula Vista, el martes, 6 de noviembre a las 6:30 p.m., para escuchar argumentos a favor y en contra del plan.

La Mesa Directiva del Condado tiene el poder de poner este plan en las boletas. La inigualdad es obvia y el plan propuesto es justo y no quita su puesto a ninguno de los actuales miembros de las mesas directivas. Pero se necesitará que la comunidad asista el martes 6 para que la mesa directiva vea la importancia de este cambio.

¡Lo único que pide este comité es la oportunidad de poner enfrente su plan para que los electores del sur del condado puedan tener una voz acerca del futuro de sus distritos escolares! Esperemos que los miembros de la mesa directiva educativa del condado vean la desigualdad también y que tengan la iniciativa de asegurar que haya representación gubernamental justa a nivel educativo. Después de todo, lo que quiere el comité no es nada nuevo —¡los miembros de la mesa directiva educativa del condado son electos por distrito!

Letters to the Editor Return to the Frontpage