November 2, 2007

Los residentes de Old Town National City ven esperanza de un futuro más limpio y seguro

Por Pablo Jaime Sáinz

La hija de cinco años de Adriana Calderón, Zoe, tiene asma y todos los vapores de pintura y otros contaminantes cerca de su casa en el vecindario de Old Town National City solo han empeorado su enfermedad.

“He pasado muchas noches en la sala de urgencias con mi hija, quien sufre de asma severa”, dijo Calderón.

Ella es una de unos 60 residentes de Old Town National City que asistieron a una asamblea el martes 30 de octubre, a cargo de Environmental Health Coalition en frente del ayuntamiento de National City para apoyar la mayor parte del Westside Specific Plan y para exigir que los negocios que contaminan sean sacados poco a poco del área, entre otros temas.


Margarita Garcia (líder de EHC y residente de Old Town ) habla frente el cabildo.

“El cabildo debe tomar acción inmediata para sacar a los contaminantes”, dijo Calderón.

Old Town National City, el área entre la Interestatal 5 y National City Blvd. por décadas ha visto un incremento de negocios contaminantes, como talleres de carrocería y pintura, talleres de soldadura y escuelas de manejo de camiones.

Seguido hay incendios y accidentes que involucran a químicos y otros materiales peligrosos.

El área es hogar de la Escuela Primaria Kimball, una escuela que está rodeada por tóxicos y contaminantes peligrosos.

Cerca del 78 por ciento de los residentes de Old Town son de escasos recursos. Más del 90 por ciento de los residentes son latinos.

“Old Town National City es el vecindario más pobre en la ciudad más pobre en el condado”, dijo Tony LoPresti, un abogador con EHC.

EHC y la comunidad están exigiendo que los negocios que contaminan sean reemplazados por vivienda de bajo costo y negocios que ofrezcan servicios a la comunidad.

El Westside Specific Plan, que durante la junta del martes el cabildo tuvo oportunidad de discutir por primera vez, reorganizaría la zona y empezaría a quitar los talleres de carrocería y pintura, que son responsables por casi el 70 por ciento de los cancerigenos y químicos tóxicos que son emitidos al aire cada año en la comunidad, según EHC.

El cabildo, en su mayoría, apoya el plan. En años recientes el cabildo ha tomado pasos para limpiar el vecindario de Old Town.

En agosto del 2006, pasó una ordenanza que permite a la ciudad a sacar poco a poco a los negocios más contaminantes en el área.

Este año, el cabildo atendió las exigencias de los residentes de que una escuela de camiones dejara de hacer prácticas de manejo entre la escuela Kimball y un edificio de apartamentos.

“Old Town ha sido ignorado por nuestro gobierno por mucho tiempo. Pensamos que esta vez la comunidad y el cabildo están colaborando para mejorar el área”, dijo LoPresti.

Durante la junta del cabildo, las exigencias básicas de EHC (vivienda de bajo costo, sacar a los negocios que contaminan, establecer zonas de transición entre freeways y viviendas, y límites de tres pisos de altura) fueron apoyadas en su mayoría por los regidores.

“Este es un plan vital y un paso muy necesitado para movernos hacia delante para mejorar a Old Town National City”, dijo el Regidor Frank Parra. “Necesitamos empezar a atacar estos contaminadores. Ya le hemos pedido mucho a esta comunidad”.

Algunos dueños de terrenos y edificios en Old Town National City estaban pidiendo menos restricciones en los límites de altura. Al último minuto, pedían que el plan se pospusiera y se rediseñara, pero el cabildo rechazó su propuesta.

Durante la junta, unos 30 miembros de la comunidad hablaron a favor del plan. LoPresti dijo que EHC tiene más de 250 peticiones de apoyo de la comunidad.

“Esta es la batalla por el alma y el carácter de Old Town National City”, dijo LoPresti.

Return to the Frontpage