May 4, 2007

Celebre el Cinco de Mayo al son de la tambora

Banda El Recodo estará en Del Mar el domingo 6

By Pablo Jaime Sáinz

Mientras que en la mayor parte de San Diego celebrarán el Cinco de Mayo con los acordes del mariachi o el ballet folklórico, en la Fiesta del Pueblo, en los Terrenos de la Feria en Del Mar, retumbará la tambora.

El evento gratuito, organizado por Univision Radio, será el domingo 6 de mayo iniciando a las 11 a.m.

La Banda El Recodo de Don Cruz Lizárraga encabeza la celebración de la Batalla de Puebla, y es acompañada por Los Horóscopos de Durango, Los Apson y Toñita de La Academia.

Pero no es de sorprender que El Recodo tome el lugar de algún importante mariachi durante la celebración del Cinco de Mayo, afirma su líder Poncho Lizárraga en entrevista desde su casa en Mazatlán, Sinaloa.

“No se trata de desbancar. Al contrario, el mariachi continúa siendo el rey”, dice Poncho. “Merece todo nuestro respeto. Lo que pasa es que el público nos ha brindado un espacio y, al igual que el mariachi, la banda sinaloense se ha convertido en un género muy tradicional”.

Poncho tiene razón.

Aunque algunos mariacheros de hueso colorado aseguren que no existe mejor música mexicana que el mariachi, la verdad es que la banda sinaloense ha ido creciendo en popularidad, especialmente en los estados del noroeste de México.

Esta legitimación de la banda sinaloense como uno de los géneros más representativos de la música regional mexicana se debe en gran parte, sin duda, a la Banda El Recodo.

Fundada en 1938 por Don Cruz Lizárraga, El Recodo se ha ganado el título de “la madre de todas las bandas”.

Y es que aunque no fue la primera banda, sí fue la primera en dar a conocer el género fuera de Sinaloa.

Desde entonces, El Recodo ha logrado colocarse en el gusto del público haciendo que el nombre de Don Cruz Lizárraga sea sinónimo con ‘banda sinaloense’.

Don Cruz murió en 1995, pero el legado de El Recodo continúa en manos de su hijo Poncho.

“Obviamente el género de banda ha ido creciendo”, indica Poncho, quien al igual que su padre toca el clarinete. “En ese sentido somos muy afortunados. En lugar de perder nuestra esencia, hemos ido ganando”.


Integrantes de La Banda del Recodo estarán en la Fiesta del Pueblo.

Él define esa esencia como el clásico sonido de música de viento, donde todos los instrumentos son acústicos y no se utilizan instrumentos eléctricos. Las llamadas tecno-bandas, que tuvieron su auge durante el movimiento de la quebradita en los 1990, reemplazaban las cocochas por los teclados y la tuba por el bajo eléctrico.

Poncho Lizárraga, de 35 años, pertenece a una nueva generación de músicos que está abierto a que la música de El Recodo tenga una diversidad de ritmos —eso sí, sin perder lo que él llama “la esencia de la banda”.

“Con la creación de nuevos géneros musicales, el sonido de banda ha ido evolucionando”, afirma. “Seguimos manteniendo la música ranchera, pero incorporamos lo que nos sirva de otros géneros como el merengue y la salsa”.

Como ejemplo Poncho dice que en los conciertos plasmados en “En vivo” (Fonovisa, 2004), el disco por el cual recibieron una nominación al Grammy Latino, El Recodo fusionó algunos de los acordes del mariachi con la música de banda.

Esa integración de nuevos ritmos a la música de El Recodo llega a su cumbre en su producción “Hay amor” (Fonovisa, 2005), donde la banda incursiona en el reggaetón con el tema “Banda El Recodo llegó”.

Pero Poncho advierte que aunque El Recodo juegue con otros ritmos y otros géneros, nunca cambiará el sonido clásico de la banda sinaloense.

“Nosotros seguiremos haciendo adaptaciones de otros géneros musicales a la banda, pero nunca meteremos otros instrumentos ni sacaremos disco de mariachi o de otra cosa. Simplemente serán eso, adaptaciones a nuestro estilo”.

La experimentación no es algo nuevo en El Recodo.

El mismo Cruz Lizárraga cambió el curso del género al integrar a un vocalista. Antes de eso, las bandas sólo tocaban temas instrumentales.

En un disco reciente, El Recodo grabó “Camarón pelao”, tema que la banda grabara hace décadas en versión instrumental.

“Quisimos que nuestros nuevos seguidores conocieran las raíces de El Recodo. Quisimos que supieran que la banda no viene de hace 5 o 10 años”, dice Poncho.

Es gracias a esa fidelidad al sonido de banda que El Re-codo se ha mantenido como la favorita del público.

“A la gente que sabe de banda le gusta que El Recodo puede adaptar otros géneros sin salirse de la raya. Dicen: ‘Ellos me tocan una balada, una cumbia, pero con banda’”, indica Poncho. “Pueden venir nuevos géneros, nuevos estilos, nuevas bandas, pero mantenemos el mismo sonido, la misma esencia”.

Y el domingo, cuando San Diego celebre el Cinco de Mayo junto a El Recodo, es muy seguro que los escépticos por fin se den cuenta de que gritar: “¡Ajúa! ¡Viva México!” al son de la tambora es tan mexicano como hacerlo acompañado de un mariachi en Garibaldi.

Return to the Frontpage