May 4, 2007

Combatiendo la explotación sexual infantil en Tijuana

Por Luis Alonso Pérez

Activistas contra la explotación sexual infantil discutieron esta semana con alumnos y maestros de la Universidad Iberoamericana sobre la gravedad de la situación y sus estrategias en el combate de este delicado y preocupante mal social.

El foro forma parte de un ciclo de reflexiones promovido por la universidad sobre las diversas formas de violencia en nuestra sociedad.

Integrantes de la Coalición en Contra de la Trata Humana y Explotación Sexual Infantil fueron invitados al foro universitario para compartir su experiencia con el trabajo de apoyo a victimas de explotación y trata humana, y el impulso de políticas públicas para la concientización, atención y prevención del problema.

La Coalición en Contra de la Trata Humana y Explotación Sexual Infantil es una organización conformada por diferentes grupos civiles no lucrativos que trabajan en los estados fronterizos, y a su vez pertenece a una red nacional de instituciones protectoras de la explotación laboral y sexual.

Los expositores citaron un estudio elaborado por la UNICEF y el DIF nacional titulado “Infancia Robada” en el que se expone que Tijuana es una de las principales ciudades mexicanas que viven el fenómeno de la explotación sexual infantil y donde se presentan la mayoría de sus manifestaciones como la prostitución y pornografía infantil, el turismo sexual y la trata humana.

Sin embargo, es difícil determinar la gravedad del asunto, ya que las asociaciones civiles y gubernamentales tienen un alcance limitado a las víctimas con las que tienen contacto, a pesar de que es un delito comparado a nivel internacional, con el tráfico de armas y narcóticos por su alcance y ganancias millonarias.

Este alarmante panorama hace prioritario la promoción de legislación que tipifique estos delitos de una forma apegada a la realidad, por lo que la coalición se dio a la tarea de presentar la situación ante los legisladores y promover que estos crearan legislación adecuada.

El problema es que con las leyes actuales no es posible procurar justicia a las víctimas de forma adecuada, debido a que en los códigos penales de Baja California no existen delitos apropiados al perfil de la delincuencia.

Afortunadamente en marzo fue aprobado un nuevo paquete de iniciativas de reformas al código penal del estado, que en teoría permitirá una procuración de justicia eficaz y expedita.

Elsa Jiménez Larios, sub-directora de la Coalición en Contra de la Trata Humana y Explotación Sexual Infantil, explicó que los integrantes se acercaron a la Comisión de Derechos Humanos y Equidad de Género del Congreso del Estado para crear el paquete de iniciativas de ley que fue aprobado y pronto entrarán en vigor.

“El siguiente reto de la coalición es capacitar a todos los funcionarios que tengan algún tipo de trato con las víctimas, ya que a diferencia de otras víctimas de delitos, las víctimas de explotación sexual infantil requieren atención especial” sostuvo Jiménez Larios.

En segundo término sería humanizar el servicio a estas víctimas, por lo que los activistas buscan impulsar la creación del Centro Binacional de Justicia Familiar, donde diversas agrupaciones sociales y gubernamentales puedan concentrar sus esfuerzos en un solo espacio físico, brindando atención especializada con calidad y calidez a las víctimas de estos delitos violentos.

Para Elsa Jiménez la explotación sexual infantil es un mal social que requiere un largo proceso de concientización en nuestra sociedad, ya que una gran parte de la población aún desconoce la magnitud del problema.

Pero al mismo tiempo, está conciente de que el problema se ha difundido en la sociedad rápidamente, en comparación con la larga lucha de los derechos de la mujer, lo que la hace sentirse confiada en los avances del trabajo de activistas que al igual que ella combaten la explotación sexual infantil en diversas partes de la tierra.

Return to the Frontpage