March 30, 2007

Esquina del Doctor

Hablando Sobre la Salud del Colon

By Eduardo Grunvald, M.D.

El tema es algo como un secreto… no es una conversación de sobremesa. Pero no hablar sobre la salud de colon puede ser el último secreto que usted guardará. Por eso, campañas públicas educativas e informativas que se han hecho durante los últimos años han salvado muchas vidas. Marzo es el “Mes Nacional de Conciencia de Cáncer Colorectal”, y entender las recomendaciones preventivas facilita que este cáncer sea el más evitable de todos los cánceres.

Las estadísticas nacionales del 2006 muestran que más de 140,000 personas fueron diagnosticadas con el cáncer de colon y más de 50,000 personas murieron de la enfermedad. Es la segunda causa principal de muerte de cáncer en los Estados Unidos. Entre Hispanos, es la tercera causa principal de muertes de cáncer en este país, resultando en más de 2,300 muertes por año. Lamentablemente, los Hispanos y otras minorías tienen menos probabilidad de hacerse estudios médicos de control, y comparados a sus homólogos blancos no hispanos, en general son diagnosticados en etapas más avanzadas.

El colon, o el intestino grueso, es la última parte del aparato digestivo, donde se absorbe la mayor parte del agua del excremento humano antes de ser eliminado. El recto es la parte entre el colon y el mundo exterior. Comparado con otras partes del sistema digestivo – el esófago, el estómago, el hígado, el páncreas, y el intestino delgado - el colon y el recto tienen mayor probabilidad de desarrollar cáncer.

Como es el caso con la mayor parte de cánceres, esta enfermedad se desarrolla muy lentamente, por lo general sobre un período de muchos años. Comienza como una célula, mucho tiempo antes que pueda ser descubierto. Gradualmente, ésta célula se multiplicará y finalmente se convertirá en un pequeño crecimiento, llamado un pólipo. Algunos pólipos son “precancerosos” y otros no lo son. Quitarlos tiene dos objetivos - analizarlos en el laboratorio para saber de qué tipo son y más importante prevenir que no se transformen en un cáncer.

¿Cómo es el proceso de sacarlos? Se inserta en el colon un instrumento flexible, largo y delgado con una cámara y una luz en la punta, así el doctor puede manipularlo y ver el interior del tortuoso órgano. Si un pólipo o área sospechoso es detectado, ciertos instrumentos pueden ser alambrados por el tubo para tomar una biopsia, un trocito de tejido, o quitar cualquier pólipo. Los dos tipos de procedimientos usados son la colonoscopia o sigmoidoscopia flexible. La colonoscopia se realiza con un tubo más largo que puede visualizar todo el colon . La sigmoidoscopia usa un tubo más corto, permitiendo sólo que un tercio del colon sea visto.

Aunque el procedimiento suena muy incómodo, las colonoscopias se hacen por lo general con tranquilizantes, y la mayoría de los pacientes dicen que la peor parte es beber la preparación para limpiar el colon la noche previa. El sitio de internet, www.preventcancer.org/colorectal, tiene una conexión excelente donde puede ver un vídeo animado de una colonoscopia.

Las recomendaciones hoy en día dicen que se debe hacer una colonoscopia cada diez años, o una sigmoidoscopia cada cinco años junto con pruebas anuales para detectar sangre microscópica en el excremento, llamada prueba fecal de sangre oculta. Hay también un procedimiento llamado un enema de bario, donde se toman placas especiales para visualizar indirectamente el interior del colon. Aunque hay varias combinaciones de procedimientos que son aceptables para el control, dependiendo de los recursos, la colonoscopia completa es generalmente considerado el procedimiento más preferido para el control y la prevención.

Existe también un estudio que se llama colonografía TC, o mejor conocido como colonoscopia virtual, por lo cual el colon es inflado con aire antes de realizarse una tomografía. La ventaja principal de este procedimiento es que no es invasivo, pero pólipos muy pequeños pueden escapar la detección. Esta tecnología es relativamente nueva, y está actualmente en proceso de investigación para comparar su eficacia contra la colonoscopia convencional, la cual es la norma por exelencia. Hoy en día, de acuerdo a las pautas preventivas, la colonografía TC no está aprobada como un procedimiento preferido de control contra el cáncer de colon.

La mayoría de las personas deberían comenzar algun tipo de control a los 50 años. Sin embargo, hay cierta gente con historias familiares de cáncer de colon o con otras enfermedades digestivas quienes pueden correr más riesgo, y deberían comenzar a controlarse a una edad más temprana o con más frecuencia. Hable con su doctor para obtener recomendaciones más precisas.

Como usted puede ver, las colonoscopias han convertido al cáncer colorectal en una enfermedad evitable. Hay literalmente y figurativamente una luz al final del túnel.

Para más información sobre el control de cáncer colorectal, en inglés y español, visite www.cancer.org.

El Dr. Grunvald es Profesor Associate Clínico, Departamento de Medicina en el Perlman Internal Medicine Group, UCSD Medical Center.

Return to the Frontpage