March 30, 2007

Reseña:

Apareció la Noche Grís en la Representación de La Boheme

Por: Paco Zavala

En una espléndida noche, con un teatro a foro lleno, en un ambiente de fiesta, invadido por las risas, la charla, la iluminación de la sala, carreras apresuradas, expresiones: el maquillaje, me falta un botón, ¡ah! se me rompió... etc, etc.

Pese al esfuerzo de conjunto, a las espectativas circunstanciales en torno a este evento, la representación de “La Boheme” ópera de Giacomo Pu-ccini en Tijuana, no resultó ser un éxito, su montaje más bien reflejó en el escenario otros elementos vinculados.

Lamentablemente ésta representación que se realizó el pasado 17 de marzo, no fue lo que se esperaba, se hicieron esfuerzos extraordinarios, pero como dice el dicho: “cuando algo empieza mal, mal acaba”.

Las voces de los solistas reflejaron su novatés en estos menesteres, no dieron lo que de ellos se esperaba, les faltó pasión, entrega, responsabi-lidad, voluntad y por supuesto profesionalismo, ¿Qué fue lo que pasó? Es muy fácil entenderlo, cuando un artista empieza en este trabajo, no debe despegar los pies de la tierra y comenzar a flotar como globo, “sin ton ni son”, estos muchachos aún antes de su participación, ya se sentían soñados, ¡Oh! ¡Qué desilución!

Hubieron muchas notas desafinadas, notas gritadas y una falta de expresión en la interpretación de los pasajes vocales; los matíces, adornos y genuflexiones vocales ausentes; a los ensambles concertantes les faltó la perfecta coordinación y se escucharon unos terribles desajustes.

Se sabía de antemano, comenzando por el reparto novel que se echó a cuestas este compromiso, la falta de conocimiento de trabajo escénico, el cual se demostró y estuvo ausente en un gran nivel. Hernan del Riego, de quien se esperaba un gran reflejo en su trabajo escénico, también demostró una desubicación en la conceptualización de sus personajes.

Ahora bien, ¿A qué se debe todo este desbarajuste? A nuestro modesto entender lo que le faltó a esta puesta en escena fue: 1.- Falta de tiempo: debieron de haber programado esta representación con un mínimo de ocho meses, dos meses para el estudio individual de cada uno de los papeles de los roles principales y al final de este periodo un repaso general para confirmar su aprendizaje y seis meses de ensayos exhaustivos. 2.- Falta de información en mesas de trabajo para con todos los miembros de los coros, directores, solistas, escenó-grafos, iluminadores, libretistas, etc., etc., y por supuesto la presencia de la dirección-administración de la empresa productora. 3.- Falta de disciplina y de responsabilidad tanto de los solistas, como de los coristas. 4.- Falta de responsabilidad y de conocimiento de dirección escénica y coral.

Si todo este entorno hubiera sido manejado con la adecuación correspondiente, estoy seguro que la representación hubiera sido un éxito tal como se esperaba.

Todos estos eventos son muy lamentables, porque se demuestra primero que nada el poco amor que se tiene por la ciudad de Tijuana, ciudad sede de este evento. Si se hizo el esfuerzo, este debió ser bien coordinado, ignoro por quien o por cuantos, pero debió haber tenido mejor concepción del compromiso y como dice el dicho: “sacar al buey de la barranca”, pero bien.

En esta desfortunada aventura participaron 9 solistas, tres masas corales: Coro de la Opera de Tijuana con 35 voces y dos maestros: uno de ensayos y otro de repetidor, Cantoría Orfeo y Coro del Conservatorio de la OBC. compuesto de 17 voces y su director, Ensamble Lírico Juvenil compuesto de 7 voces y su director, 8 figurantes o comparsas escénicas y 20 maestros músicos.

A nuestro entender los únicos que se salvan de este punto de vista constructivo, son los maestros integrantes de la orquesta y su director el maestro Armando Pesqueira, ellos si cumplieron con su delicado cometido.

Opera de Tijuana, fue quien patrocinó este trabajo, para este año aún le faltan: su programa del 4to Festival de Opera en la Calle que se realizará en Julio 7. La ópera de Rigoletto de Giuseppe Verdi para septiembre 7 y 9 y el Mesías de G.F. Handel en noviembre 30 y diciembre 1ero. Les deseamos mejor suerte en próximos eventos, ojalá tomen en cuenta nuestras sugerencias.

Return to the Frontpage