March 2, 2007

Jorge Hank Rhon inicia camino a gubernatura

Por: Luis Alonso Pérez

Después de dos años como Alcalde de Tijuana, Jorge Hank Rhon, obtuvo licencia para despegarse de su cargo y comenzar su búsqueda por la gubernatura de Baja California en las elecciones del próximo 5 de agosto.

Su periodo como Alcalde se vio rodeado de controversias. Desde entrar al poder después de resultar ganador de las elecciones más cerradas en la historia de la ciudad, hasta la separación de su puesto un año antes de cumplir su periodo, estrategia considerada como inadecuada e improcedente por sus adversarios políticos.

A pesar de las críticas de sus contrincantes y las frecuentes polémicas en las que se veía envuelto Jorge Hank cuenta con el apoyo del pueblo, en particular de la población más humilde de la ciudad, la cual se ha visto beneficiada con su política de acercamiento y asistencia.

Más de tres mil de simpatizantes, en su mayoría habitantes de las colonias populares de Tijuana, acudieron a la ceremonia de salida efectuada en el interior del centro de gobierno municipal.

Banderas rojas con la frase “Hank Gobernador” se ondeaban en la explanada y los pasillos del recinto. El sonido ensordecedor de los gritos y las cornetas no dejaban de sonar, haciendo una ceremonia que regularmente se realiza en un pequeño salón de juntas luciera como un partido de fútbol.

El motivo principal del evento era otorgar un permiso a Hank para separarse de su cargo, mismo que sería sometido a votación por el Concejo de la ciudad.

El permiso fue negado por los regidores del Partido Accion Nacional (PAN) al considerar que dejar la alcaldía viola el Artículo 42 de la Constitución de Baja California, la cual impide a los servidores públicos retirarse de su puesto antes de concluir su periodo para contender por otro puesto en el gobierno.

A pesar de la oposición de los regidores panistas Hank obtuvo el consentimiento de la mayoría de los concejeros y se despidió de la Alcaldía designando en su lugar al empresario Kurt Honold Morales, quien por mucho tiempo se desempeñó como director del Grupo Caliente, propiedad del mismo Jorge Hank, que opera la red de casas de apuesta más grande del norte del país.

Jorge Hank Rhon es uno de los miembros más importantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) pero no por su trayectoria política, ya que nunca había ocupado un cargo público antes de ser nombrado alcalde, sino por ser hijo de uno de los políticos más poderosos en la historia del país, el profesor Carlos Hank Gonzáles.

Hank Gonzáles fue por décadas una piedra angular de su partido y llegó a ocupar cargos tan importantes en el gobierno que se dice que pudo haber sido Presidente de la República, de no haber sido hijo de padre extranjero, lo cual lo hace inelegible como candidato a la presidencia.

La vida personal del mismo Jorge, el menor de la familia Hank Rhon, se ha visto plagada de controversias y problemas con la ley.

Su pasión por los animales exóticos le ha ocasionado problemas con las autoridades aduanales de México y Estados Unidos al tratar de entrar a su país con animales o partes de animales en peligro de extinción.

Sus colaboradores personales se han visto envueltos en crímenes importantes como el asesinato del periodista Héctor “El Gato” Félix Miranda el 20 abril de 1988 a manos de Antonio Vera Palestina, escolta personal de Jorge Hank y jefe de seguridad del hipódromo Caliente.

A pesar de sus controvertidos antecedentes ahora Hank competirá en las siguientes elecciones como candidato de una alianza de partidos políticos llamada “Alianza para Vivir Mejor”, y candidatura que fue aprobada días atrás por el Consejo Estatal Electoral.

Ahora Hank busca retirar de la gubernatura al Partido Acción Nacional, el cual ha dirigido Baja California desde 1989.

Cientos de cartelones con su foto anuncian los logros más importantes obtenidos durante su gestión como alcalde y a pesar de que las leyes electorales del Estado no permiten actividades proselitistas antes del periodo oficial de campaña, el propietario del grupo Caliente ha aparecido en spots televisivos en los que anuncia sus aspiraciones a la gubernatura, los cuales justifica como una “despedida” a la ciudadanía tijuanense.

Las elecciones del próximo 5 de agosto serán sin lugar a duda una de las votaciones más importantes para la población de Baja California en más de una década, pero para Jorge Hank es solo un paso más en la búsqueda del sueño que su padre nunca pudo alcanzar: la presidencia de México.

Return to the Frontpage