June 29, 2007

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Ricardo J. Galarza

Parar las redadas ya

Mientras el Senado se apresta a  debatir nuevamente el proyecto de la reforma migratoria, la ola de redadas contra los indocumentados continúa su curso en todo el país. Desde octubre pasado, las redadas se han incrementado en fábricas, plantas y otros lugares de trabajo, a donde los agentes de Migración llegan de improviso y arrestan a cientos de inmigrantes. Además, ya son varios los informes que aseguran que hasta se presentan en las casas y hacen arrestos y allanamientos sin orden de registro.

Esto último desató un escándalo la semana pasada, cuando la Alcaldía de New Haven, Connecticut,  anunció que presentaría una demanda contra el Departamento de Seguridad Interior por violar los derechos de sus habitantes, tras una de estas redadas en la que los agentes entraron a las casas y arrestaron gente sin permiso y sin siquiera avisar a las autoridades locales.

Más allá de si las redadas son legales o no, o de si se llevan a cabo sin previo aviso, lo cierto es que no tienen sentido, no resuelven el problema y están provocando una verdadera crisis humanitaria.

Estas medidas de fuerza han separado a varios padres de sus hijos y crean serios problemas para los menores que quedan en el desamparo, como sucedió tras las recientes redadas en Portland, Oregón donde se arrestaron a 170 indocumentados y en New Bedford, Massachussets, donde cerca de 100 niños quedaron a la deriva; y una bebé de ocho meses casi muere por deshidratación porque su madre, detenida en la redada, no la pudo amamantar.

Esto más que un sin sentido, ya raya en la demencia. Está claro que es imposible deportar a 12 millones de indocumentados de esta manera, las autoridades migratorias no logran su cometido con las redadas, y hay consenso en que el sistema migratorio del país está descompuesto. La ley actual no funciona, así de simple. Tanto que el propio presidente llamó a los legisladores de su partido a retomar el debate inmediatamente para tratar de solucionar el problema.

Lo más lógico sería, entonces, detener esta ola de redadas, por lo menos hasta que el Congreso defina el tema. Hacer cumplir la ley es la columna vertebral de todo estado de derecho, pero si la ley no sirve, esperemos hasta que haya una que se ajuste a la realidad. De lo contrario, sólo se estará profundizando esta crisis humanitaria, afectando a familias enteras y desamparando niños, a partir de un marco legal que, todos coincidimos, es inadecuado.

¿Cuántos niños más van a sufrir antes de que se entienda eso?      

Amigo lector de La Columna Vertebral, para información de servicios comunitarios llame a La Línea de Ayuda al 1-800-473-3003.

Return to the Frontpage