June 29, 2007

Playas de Tijuana fueron cerradas a los bañistas

Por Luis Alonso Pérez

Por segunda ocasión en este mes las playas de Tijuana fueron cerradas a los bañistas. En esta ocasión a causa de una descarga de aguas negras desde el viernes al mediodía debido a problemas en la planta de bombeo de la comisión estatal de servicios públicos de Tijuana (CESPT).

Un problema en el suministro de electricidad a las plantas de bombeo ocasionó que por dos horas la CESPT descargara aguas residuales directamente al mar a una velocidad aproximada de 90 litros por segundo, lo que provocó que al poco tiempo el agua se tornara de color grisáceo, espumosa y con un olor fuerte a drenaje de acuerdo con el testimonio de los salvavidas.

El departamento de bomberos y protección civil, a través de la división de rescate acuático informó que las fuertes corrientes de sur a norte hicieron que las aguas negras avanzaran hacia la línea internacional.

En cuanto fueron notificados los salvavidas cerraron el acceso a las playas y alertaron a la población sobre los riesgos a la salud que implica entrar en contacto con el agua contaminada, entre ellos irritaciones en la piel, infecciones en oídos, ojos y aparato respiratorio, malestar estomacal y hasta diarrea a causa de infecciones gastrointestinales.

“Aquí, lo que nosotros estuvimos haciendo fueron recorridos directos en la playa avisándole a la gente por el altavoz cual era el problema que estaba suscitándose” explicó Juan Hernández, jefe de la división de rescate acuático.

La falta de recursos humanos y materiales dificultó a los salvavidas anunciar oportunamente a la población sobre los riesgos a la salud, lo que generó un malestar, ya que algunos ya habían entrado en contacto con el agua.

“Me gustaría que pusieran algún letrero de alerta de que el agua está contaminada o por lo menos una pancarta en algún lugar porque no es justo que después de 20 o 30 minutos te avisen que la playa está contaminada y no te das cuenta” comentó molesta la señora Lluvia Mendoza de Guadalajara, quien visitó la playa con sus dos hijos pequeños.

En Puerto Vallarta, un conocido destino turístico visitado frecuentemente por la familia de la señora Mendoza, las autoridades costeras colocan banderas de colores que alertan a los bañistas sobre los riesgos de entrar al mar.

A través de los años los salvavidas de Tijuana han intentado establecer mecanismos preventivos como banderas, pero el vandalismo ha impedido su efectividad, por lo que han optado continuar con los rondines.

A pesar de no ser frecuentes, la falta de energía eléctrica ocasiona alrededor de 24 horas de descargas de aguas negras al año. Aún así, este problema puede ser prevenido si se contara con generadores de energía eléctrica de respaldo, pero los altos costos han impedido que hasta el momento la CESPT no destine recursos a su compra, una situación que espera que cambie en un futuro cercano.

“Nosotros ya tenemos contemplado la adquisición de generadores de energía eléctrica de respaldo, aunque nos cueste muchos millones de pesos para que sólo trabaje 24 horas al año” expresó Benigno Medina Parra, subdirector de saneamiento de CESPT.

Lo que para funcionarios de gobierno puede ser una falta de recursos, para activistas como Rodolfo Anguiano, director de la organización ecologista Gaviotas, es una clara falta de voluntad de los políticos en los tres niveles de gobierno.

Anguiano, residente de Playas de Tijuana, ha sido testigo las descargas de aguas negras ocasionadas por la falta de energía eléctrica en las plantas de bombeo, y por muchos años ha alzado la voz ante las autoridades en demanda de infraestructura que evite este tipo de incidentes que ponen en riesgo la salud de surfeadores, y miembros de la comunidad.

Mientras esto sucede, las playas de Tijuana y del sur de la bahía de San Diego, así como la población que disfruta de sus costas permanecerán vulnerables a la contaminación.

Return to the Frontpage