June 22, 2007

Buscando a Pedro: Una madre lucha por encontrar a su hijo deportado erróneamente

Por Luis Alonso Pérez

Maria Carvajal camina por las calles calurosas de Tijuana sosteniendo la foto de su hijo Pedro, un hombre de 29 años que fue deportado a Tijuana después de haber cumplido una condena de 25 días en una cárcel del Condado de Los Angeles.

Carvajal afirma que su hijo sufre de sus facultades mentales y fue deportado erróneamente a México por las autoridades migratorias ya que es un ciudadano estadounidense.

Pedro Guzmán logró hablar brevemente por teléfono con su madre la noche del 11 de mayo para avisar que había sido deportado a Tijuana, pero la llamada se cortó antes de entrar en detalle.

Esa fue la última vez que Maria supo algo de su hijo. Desde entonces su familia ha emprendido una exhaustiva búsqueda por algunos de los rincones más peligrosos de la ciudad fronteriza.

“Hoy que he salido he recorrido lugares que nunca en mi vida imagine que iba a tener que conocer como los albergues, las iglesias y ese lugar donde están los muertitos. Jamás imaginé que iba a llegar ahí pero lo he hecho y si tengo que seguir yendo lo voy a hacer, porque tengo que luchar por mi hijo”.

Además de la búsqueda, la familia de Pedro ha entablado una demanda en contra del Departamento de Seguridad Interna y el Departamento del Sheriff del Condado de Los Angeles, afirmando que se trata de una deportación injustificada y exige que las autoridades norteamericanas ayuden con la búsqueda.

“Yo lo busco porque es mi hijo, y he hecho mucho por buscarlo, cuando ellos tienen que estarlo buscarlo” expresó María. “El error no lo cometí yo, ellos lo cometieron”.

El consulado estadounidense en Tijuana ha ayudado vía telefónica a la familia de Pedro Guzmán y recientemente emitió un cable al resto de los consulados del país con su información.

“Estamos haciendo lo que nos corresponde” explicó Lorena Blanco, vocera del Consulado General de Estados Unidos en Tijuana.

Agentes del Centro Atención a Personas Extraviadas y Ausentes de Tijuana también se encuentran trabajando en el caso.

“Supimos por medio de la mamá que sufría de lagunas mentales, así que hemos centrado nuestra atención en el hospital psiquiátrico y algunas clínicas particulares que pudieran haber tenido conocimiento del caso” explicó Raúl Gutiérrez Anaya, vocero de la Procuraduría General de Justicia de Baja California.

Las autoridades mexicanas no descartan la posibilidad de que Guzmán haya intentado cruzar indocumentadamente de regreso a Estados Unidos. Sin embargo, su familia duda que lo haya intentado, por lo que se dispersan en las calles de Tijuana para pegar volantes con la información de Pedro.

La gente le permite colocar su folleto en sus comercios y coloca algunos en lugares públicos. En ocasiones regresan para darse cuenta de que han sido removidos para colocar propaganda electoral, ya que los carteles azules, rojos y amarillos ocupan cada espacio público posible para anunciar los candidatos para las siguientes elecciones.

Desde la deportación de su hijo, María ha pasado la mayor parte de su tiempo en Tijuana. Como consecuencia ha descuidado su trabajo en un restaurante de comida rápida, pero está consciente que aunque intentara regresar, no podría concentrarse en su trabajo.

Ahora se encuentra cansada y desesperada por encontrar a su hijo.

“Cuando me levanto y salgo a la búsqueda voy con una esperanza, pero cuando regreso no”, expresó la madre de Pedro.

En ocasiones María cree ver a su hijo caminando a lo lejos y corre hacia él, pero se le rompe el corazón al darse cuenta de que no es Pedro.

“A veces me da gusto, pero en otras me da tristeza, porque pienso que me voy a hacer ilusiones y no son”.

Si usted ha visto o tiene alguna información sobre Pedro Guzmán comuníquese con su familia: Juan (661) 435 18 17, Vicky (661) 816 87 98, o al Centro Atención a Personas Extraviadas y Ausentes en Tijuana al 011 52 (664) 104 28 00.

Return to the Frontpage