June 22, 2007

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Jacqueline Marin

Preeclampsia: Si eres mujer te puede pasar

La primera vez que supe sobre la preeclampsia fue durante el embarazo de mi hermana. Nunca me imagine que en cuestión de horas, su vida y la del bebé estarían en peligro. Afortunadamente y gracias a la intervención inmediata del doctor, mi hermana y mi sobrino pudieron salvarse. A partir de ese momento, me di cuenta que tanto mi hermana como yo desconocíamos que como mujeres estábamos propensas a desarrollar este tipo de hipertensión que se manifiesta sólo durante el embarazo.

Muchas mujeres no se dan cuenta que tienen presión alta hasta que se embarazan y sufren de frecuentes dolores de cabeza. De acuerdo a Lourdes Alcañiz autora del libro ‘Esperando a mi Bebe’ la hipertensión y la diabetes son las complicaciones más comunes en el embarazo. Si la presión arterial no es diagnosticada a tiempo, la hipertensión puede llegar a una condición más seria llamada preeclampsia.

Mi familia y yo creíamos normal los cambios que mi hermana sufría durante su embarazo, como la hinchazón de pies, manos y retención de líquidos. Mi madre siempre trataba de aliviar todos estos males con un buen descanso y unos zapatos cómodos. No nos dábamos cuenta que esta enfermedad estaba entrando en la vida de mi hermana y de mi familia.

Obstetras y Pediatras del Centro para el Bebé en los Estados Unidos afirman que ésta enfermedad se presenta generalmente después de 37 semanas de embarazo, incluso durante o después del parto. En el caso de mi hermana se manifestó el día del parto, y tuvo que ser atendida de emergencia, ya que presentaba principios de preeclampsia. Su anhelado bebé tenía que nacer por cesárea. La preeclamsia causó que el bebé y los órganos vitales de mi hermana dejaran de recibir oxígeno.

La rápida intervención del equipo médico les dio una segunda esperanza de vida a mi hermana y a su bebé. De acuerdo a las estadísticas el porcentaje de mujeres afectadas por la preeclampsia ha aumentado a un 40 por ciento en la última década. Aunque no existe una causa principal para contraer esta enfermedad, se deben considerar varios factores como la diabetes, obesidad, el estrés, presión alta, ser el primer embarazo o tener más de 35 años.

Es importante que te familiarices con este tipo de hipertensión desarrollada para que no se convierta en una enfermedad ajena durante el embarazo. Hoy mi hermana espera su segundo hijo, y bajo una supervisión médica constante, ella y nosotros disfrutamos de su embarazo con tranquilidad. Recuerda, tu salud y la de tu bebé son tu responsabilidad.

Para más información sobre recursos de salud disponibles en tu comunidad, llama a tu línea de ayuda al 1-800-473-3003.

Return to the Frontpage