June 1, 2007

Editorial:

La Gente Engañada por los Políticos

“ Por ningún motivo creo en la iniciativa, en el referendum, y la convocatoria, son la panacea de todas nuestras enfermedades políticas, y sin embargo al electorado le dan el poder de acción cuando lo desean y ponen en las manos de la gente los motivos por los cuales ellos se pueden proteger”. Gov. Hiram Johnson, en su Discurso Inaugural, Enero 3, 1911.

Con las palabras anteriores el Gobernador Johnson empezó una nueva era de gobierno para California colocando el balance del poder de nuevo en las manos de la gente. Antes de la introducción del proceso de la iniciativa la política Californiana estaba considerada corrupta y manejada por un interés especial y por un grupo de presión, en particular en el Southern Pacific Railroad el cual era mencionado como “El Pulpo” porque tenían las manos metidas en todo desde politica hasta la prensa por lo que controlaban el estado.

A principios de Septiembre, 2006, grupos comunitarios de Chula Vista tenían elaboradas dos iniciativas, publicadas, y obtuvieron el número requerido de firmas para calificar las iniciativas en la próxima elección.

Una de las iniciativas era cambiar la posición del Procurador de la Ciudad de una posición designada a una posición elegida. La segunda iniciativa era poner el límite de altura máxima de la Avenida Tercera en el centro de Chula Vista a un límite de 45 pies de altura y de que cualquier proyecto sobre 84 pies necesitaría la aprobación del elector, con excepcion de ésto en la bahía. Más de 20,000 ciudadanos firmaron las iniciativas. Al Ayuntamiento le tocaba decidir si las ponía en la boleta de votación o adaptarlas como ley.

En su lugar, lo que la ciudad de Chula Vista decidió fue sortear el proceso de la votación y desafió el hecho de que las iniciativas fueron publicadas en La Prensa San Diego. Si el desafio de la ciudad es legitimizado en la corte, el Alcalde y el Ayuntamiento pueden decidir libremente ignorar las opiniones del los 20,000 electores registrados.

¿Qué fue lo que pasó y por qué tal vez las firmas de 20,000 electores registrados pueden ser ignoradas?

Aquí el proceso se pone técnico -aún para una ley de elección. Para todos los intentos y propósitos, los ciudadanos de Chula Vista creen que ellos siguieron correctamente el proceso para poner una iniciativa en la próxima elección y ahora se enfrentan a una posibilidad muy real de que todo su buen trabajo fue malogrado.

El punto de ley que la ciudad está peleando es técnico pero nosotros trataremos de llegar a él lo más sencillo posible.

El Administrador de la ciudad de Chula Vista alega que el llenado de las Peticiones era insuficiente, citando el Código de Elección 9114. El Código de Elección 9114 se refiere a la obtención de firmas y la verificación de dichas firmas con el fin de obtener los requerimientos mínimos. El Administrador de la Ciudad estipuló que la Petición era insuficiente debido al factor de que las Peticiones no fueron archivadas en un periodico adyacente de circulación general dentro de la Ciudad de Chula Vista como se establece en el Código de Elección 9205(a). ¿Estamos tan lejos?

El Código de Elección 9205(a) y la referencia de su código subsecuente describe a “periódico de circulación general” como un periódico publicado para la difusión de noticias locales o telegráficas e inteligencia de caracter general, el cual tiene una lista de suscripciones auténticas de suscriptores que pagan, y que ha sido establecido, impreso y publicado a intervalos regulares en el Estado, condado, O (énfasis agregado) ciudad donde la publicación, notica por publicación, o publicidad oficial sea dada o hecha por lo menos un año precediendo de la fecha de publicación, noticia o publicidad.

Por lo tanto La Prensa San Diego reune los requerimientos de ser publicado en el condado de San Diego con circulación en la Ciudad de Chula Vista por los últimos 31 años, cada semana sin perder una sola fecha de publicación. La Prensa San Diego es un periódico gratuito, pero sí tiene una lista de suscriptores que pagan y tiene rutas de entrega, y está a disposición por toda la ciudad - incluyendo el Ayuntamiento de Chula Vista.

Se debe notar que en ninguna parte del código de elección citado por la ciudad establece nada sobre la adjudicación. La Prensa San Diego está adjudicada por el Condado y el Distrito Judicial de San Diego. Los puntos reales de la Petición los cuales tienen los requerimientos que se exponen ahora serán discutidos por abogados.

En resumidas cuentas, es que los ciudadanos de Chula Vista creyeron que estaban siguiendo el proceso y les hicieron creer que en verdad ellos habían cumplido con la ley. El Administrador de la Ciudad aceptó la noticia de publicación y autorizó a los ciudadanos la autoridad para obtener las firmas. Si había un problema con la notificación pública de las iniciativas entonces era obligatorio del Administrador de la Ciudad de informar a los grupos de la comunidad en ese entonces, Octubre 2006, hace 8 meses, cuando las Iniciativas se archivaron primero y se aceptaron. El proceso político se supone que trabaja para la gente, no en contra de la gente.

Algunos politicos en el Ayuntamiento, con sus acciones de útimo minuto para desbaratar el proceso inicial, han dado a la comunidad de Chula Vista crédito favorable de influencia excesiva para grupos especiales de interés. En un sentido, esos políticos les han quitado de las manos el poder electoral de acción de la gente y se lo han dado a las manos del interés especial.

Lo menos que encontramos en esto es desconcertante. Cuando estos miembros del Ayuntamiento vayan ante los electores pidiendo por su voto para convertirse en sus representantes elegidos, cada uno y todos ellos juran para representar su interés individual. Se ve lastimosamente claro que este Ayuntamiento no cumplirá su promesa.

Los grupos comunitarios planean volver a presentar las iniciativas y una vez más restaurar el balance de poder del Gobierno como el Gobernador Hiram Johnson lo concibió en 1911.

Letters to the Editor Return to the Frontpage