July 27, 2007

¿Eres naco?

Un tijuanense se ha hecho famoso por su ropa naca

Por Pablo Jaime Sáinz

En el pasado, un naco era la persona que siempre brillaba por su mal gusto para todo: para hablar, para caminar, pero sobre todo, para vestir.

Era el bato que traía el pelillo a la Bukis, con su melena a todo lo que da, y hasta con rayitos dorados por todos lados. Imagínense al bajista de Los Tigres del Norte con su pompa en la cabeza.

Era la morra que, con un chicle en la boca, se ponía faldas atigradas, blusas color neón, tal como personifica a Nacaranda la comediante mexicana Consuelo Duval en el programa “La hora pico”.

Eso era antes.

Ahora, gracias a un par de norteños mexicanos, uno de ellos tijuanero, ser naco es bello. Es ser cool. Es estar a la moda.


Tijuana native Edoardo Chavarin, NaCo co-creator and current Chief Creative Officer.

Se trata de la marca de ropa mexicana NaCo, fundada en 1998 por el tijuanense Edoardo Chavarín y el sinaloense Robby Vient.

Si antes de NaCo ser naco era visto como algo negativo, ahora ser naco es el estilo de vida deseado por muchos jóvenes mexicanos –y por otros tantos jóvenes mexico-americanos también, ya que la fama de la línea de ropa ha cruzado la frontera y se ha vuelto popular entre la raza chicanota. Tanto, que algunas tiendas Macy’s en el sur de Estados Unidos ya tienen disponible blusas para mujeres NaCo.

En San Diego se puede conseguir en The Shops at Las Americas, en San Ysidro. Ahí hay un puesto que tiene una gran selección de productos NaCo. También en Tijuana hay una tienda oficial NaCo en la Macroplaza, a un lado del Parque Morelos.

La base de la ropa de NaCo son las camisetas con slogans e imágenes tomadas de la cultura popular mexicana, elementos que ponen en alto los defectos –y a la vez, el orgullo— de los llamados nacos.

“El humor es esencial en la ropa NaCo”, dijo Chavarín en entrevista desde Los Angeles, donde radica. “Se trata de reirte de tí mismo. Es un poquito de darte cuenta de quién eres”.

Así, entre los slogans clásicos están “Se habla español”, “Y ahora, ¿quién podrá defendernos?”, “I Love TJ”, “Estar Guars” y “Frijolero”.

Aparecen imágenes del cumbiero de los 70, Rigo Tovar; del payaso Cepillín mezclado con el Che Guevara; de la maña mexicana de tomar Coca-Cola de una bolsa de plástico con popote.

“Empezamos a resaltar las faltas de ortografía, el acento mexicano al hablar inglés”, dijo Chavarín, quien actualmente es el creativo principal de la marca. “Queríamos convertir algo que te daba pena, como el acento, en algo que te diera orgullo. Así somos. Así hablamos. No por eso somos menos que otros”.

En menos de 10 años, la marca se ha convertido en un clásico juvenil en ambos lados de la frontera. Tanto, que artistas de la talla del colombiano Juanes y los mexicanos Molotov y Café Tacvba utilizan las camisetas y accesorios en su videos y conciertos.

Actores como Diego Luna, de “Y tu mamá también”, quedaron tan clavados con NaCo que ya son socios e inversionistas.

NaCo tiene más de 200 diseños en ropa, desde las camisetas hasta carteras para mujeres hasta tenis con la frase “I Love DF”.

Aunque NaCo ha tenido muchísimo éxito en los últimos años, Chavarín dijo que la marca nació como un simple hobby de él y Vient cuando eran estudiantes de diseño gráfico en Los Angeles.

“Nunca soñamos ni muy poquito ni muy grande”, dijo Chavarín, de 31 años.

En sus inicios en Tijuana, NaCo era la ropa no oficial del Colectivo Nortec, músicos de electrónica que mezclan sonidos contemporáneos con la banda sinaloense y lo norteño.

Nortec y NaCo organizaban fiestas en Tijuana donde la música y los slogans NaCo se complementaban.

“Los elementos que tenían que ver con la cultura norteña en las camisetas en ese momento las usamos”, dijo Pepe Mogt, músico miembro del Colectivo Nortec. “Tenían mensajes que nos identificamos con ellos”.

Entre los planes futuros de NaCo están sacar la colección primavera 2008 con temas fronterizos y seguir acaparando más mercados en Estados Unidos.

Para conocer más de la línea NaCo, visita www.usanaco.com.

Return to the Frontpage