July 27, 2007

Meritorio reconocimiento recibe AMME de Gobiernos Estatales Estadounidenses

Por: Luis Manuel de la Teja

Si la cultura es el acceso de un pueblo a un nivel superior de su acción histórica, es meritorio el reconocimiento que recibió la Asociación Mundial de Mexicanos en el Exterior (AMME) por parte de los gobiernos estatales de California, Nueva York, Carolina de Norte, por su contribución al crecimiento empresarial de la comunidad mexicana, por ser un modelo de desarrollo exitoso que permita la integracion hispana al entorno estadounidense.

La accion historica del AMME, la convierte en la primera Organización Mexico-americana que consolida una red mundial de empresas dedicadas al mercado hispano, que se han visto beneficiadas del Network mundial del AMME, que ademas de generar ganancias a sus miembros, crea sinergias económicas que permiten ser un puente de relaciones productivas entre las comunidades de origen y de destino.

En efecto, tradicionalmente la comunidad hispana se ha visto escindida, dividida por viejos prejuicios regionalistas que impedían su integración al sistema económico estadounidense. Por lo que la labor de AMME, ha sido crear los nexos entre los prestadores de servicios hispanos, para satisfacer las necesidades crecientes de la población demográfica más dinámica en la unión americana que es la comunidad mexicana, que crece a un ritmo anual del 7.5 %.

Oportunidades y Soluciones de negocio, han sido las prioridades de AMME para convertirse en un factor de evolución y progreso para la comunidad mexicana, que al contar con esta asistencia personalizada, les ha permitido conocer el comportamiento económico del mercado con mayor poder de consumo en los Estados Unidos.

En esta dinámica de estrategias publicitarias dedicadas al mercado hispano, el AMME se pone a la vanguardia, por que ha descifrado que la llave de éxito para acceder a procesos de mercadotecnia más exitosos para sus clientes se encuentra en innovar las tradicionales cadenas productivas de hacer negocio basadas en la rentabilidad de los regionalismos comerciales.

En efecto AMME, se ha convertido en un interlocutor confiable para la membresía, porque ha logrado entender la lógica de los negocios latinos en Estados Unidos, al ser un facilitador de relaciones entre organizaciones empresariales, Cámaras de Negocio Hispanas con gobiernos estatales en México, que requieren de nuevas soluciones para atender viejos problemas.

Con esta formula, AMME no solo ha ganado el reconocimiento de gobiernos extranjeros, sino que además se convierte en un interlocutor confiable para los gobernadores en Mexico, que esperan atraer inversiones extranjeras de sus connacionales que conocen las ventajas competitivas de sus respectivos estados, promuevan las cadenas de valor productivas y doten de mayor valor agregado a sus productos.

Es esta visión innovadora la que permite que AMME sea pionera de la actividad económica binacional, al involucrar a los sectores público, social y privado a definir una agenda de prioridades regionales, que permitirán identificar mejor los nichos de mercado, a fin de promover corredores comerciales.

A cinco años de su fundación por el visionario Carlos Villanueva, el AMME tiene ante sí, grandes desafíos para hacer de la diversidad cultural, económica de las comunidades mexicanas avecindadas en los Estados Unidos, una oportunidad de inversión y progreso.

Con este esquema de Planeación para el Desarrollo, es plausible que el liderazgo del AMME influya para que en el ámbito legislativo y gubernamental se produzcan los cambios para actualizar el marco jurídico a las necesidades de una comunidad binacional que permitan que bajo los principios de subsidoariedad de “tanta sociedad como sea posible, tanto gobierno como sea necesario”, incida en la actividad económica, no solo por su aportación vía las remesas, que mitigan la pobreza, sino por las opciones de desarrollo y fuentes de empleo que generan.

A pesar de que las relaciones entre Estados Unidos y México, están en piloto automático, afortunadamente la opinión pública y las relaciones comerciales entre ambos países, como entre organizaciones civiles han evolucionado más dinámicamente que la esfera diplomática.

Para las empresas estadounidenses, han intensificado sus campañas publicitarias destinadas al mercado hispano, por lo que es preciso recuperar la filosofía de negocios de AMME : hacer que las cosas sucedan. Es tiempo de que la comunidad empresarial hispana, tome ventaja de las oportunidades de su propio mercado.

Return to the Frontpage