January 19, 2007

Dándole a los niños un nuevo comienzo a través de la cirugía

Por Pablo Jaime Sáinz

Rosa Martínez nació con una bola de piel oscura del tamaño de una pelota de golf debajo de su barbilla. Cuando tenía tres años, comenzó a bajar su cabeza, avergonzada, y no solía hacer contacto visual.

Los demás niños no querían jugar con ella porque era diferente.

Su deformidad física estaba afectando su autoestima y su debido desarrollo psicológico.

El seguro médico de sus padres no cubría los gastos de la cirugía que quitaría el tejido extra. No podían costearla tampoco.

Fue a través del pediatra de Rosa que supieron de Fresh Start Surgical Gifts, una organización sin fines de lucro con sede en Carlsbad que provee cirugía reconstructiva gratuita a niños y jóvenes de escasos recursos con deformidades físicas causadas por defectos de nacimiento, accidentes, abuso o enfermedad.


Rosa antes de la cirugía.

Después de ser aceptada en el programa, un equipo de médicos voluntarios realizó la cirugía y cuidadosamente removieron el tejido oscuro.

Hoy, a casi cuatro años de la operación y a la edad de siete años, Rosa desea regresar un poco de ayuda a Fresh Start y ayudar a otros niños que se encuentran en la situación en la que ella estaba antes.

Esa es la razón por la cual estará participando en la carrera Keebler Kids Mile este sábado en LegoLand a favor de los pacientitos de Fresh Start Surgical Gifts.

Rosa y otro paciente de Fresh Start, Antonio, pudieron reunir casi $1,000 para el evento, dinero que será usado para ayudar con los costos de las cirugías y atención médica de otros niños, dijo Amelia Devine, vocera de Fresh Start.

“En verdad ha sido una historia inspiradora para toda nuestra comunidad de volun-tarios ver que estos niños quieren ayudar”, dijo Devine. “Están aprendiendo a temprana edad que bien se siente ayudar a la comunidad. Estamos muy orgullosos de ellos”.

Para Rosa, quien es una niñita muy simpática, se trata de darle una mano amiga a otros, tal como alguien lo hizo cuando ella necesitaba la cirugía.

“Sólo quiero ayudar”, dijo Rosa, quien vive en Chula Vista y cursa el segundo grado.

La historia de Rosa también ha sido una inspiración para su familia. Su padre, Gustavo Martínez, dijo que toda la ayuda y beneficios que Rosa ha recibido de Fresh Start le dio a la familia el deseo de recaudar fondos para la carrera Keebler Kids Mile.

“Fue un honor para nosotros hacer esto” dijo Martínez. “La cirugía le cambió la vida a Rosa para siempre”.

Rosa es solamente una de casi 5,800 niños y jóvenes que han recibido servicios médicos gratuitos de Fresh Start Surgical Gifts. Cerca de 3,000 de ellos fueron cirugías, dijo Devine.

Algunos de los otros servicios que se ofrecen incluyen trabajo dental y de habla.

Algunas de las deformidades físicas más comunes en Fresh Start son la microtia, una deformidad congénita de las orejas, y que las orejas salgan demasiado hacia el frente.

Más de 100 voluntarios hacen posibles estas transformaciones: doctores, dentistas, enfermeras, compañías.

Entre los requisitos para recibir ayuda están no tener seguro medico o cobertura limitada; edad de 1 a 21; y sufrir de una deformidad física. Cerca del 95% de los niños que aplican son aceptados, dijo Devine.

Más de la mitad de los niños que reciben servicios de Fresh Start, son latinos, incluyendo niños de todo el estado de Baja California, añadió.

Por eso la mitad de los empleados de Fresh Start habla español, dijo.


Rosa después de la cirugía.

Los niños y los jóvenes aceptados en el programa Fresh Start reciben su regalo en los Fresh Start at Surgery Weekends, que se llevan a cabo de seis a ocho veces al año en San Diego, en centros de cirugías locales y hospitales. Durante los Surgical Weekends un equipo de voluntario médicos donan su tiempo para brindar a estos niños el mejor cuidado y servicio medico.

Un Surgical Weekend común incluye de 10 a 15 cirugías fuertes, y varias cirugías pequeñas, y tratamientos de láser.

Como la de Rosa, hay muchas historias de éxito en la página de Internet de Fresh Start.

Está la historia de Andy, quien a los 12 años recibió su primer cirugía para reconstruir su oreja.

Está la historia de Son Sin, quien nació con un defecto severo donde una parte de su cerebro se salía por un agujero en su cráneo.

También está la historia de Tara, quien nació con un lunar velludo que cubría casi toda su barbilla.

Para Gustavo Martínez, el padre de Rosa, la buena labor de los voluntarios de Fresh Start Surgical Gifts no tiene precio.

“No tengo palabras para describirlo”, dijo.

Si usted desea conocer más acerca de Fresh Star Surgical Gifts, puede llamar al (760) 944-7774 o visitar www.freshstart.org. Hay información disponible y empleados que hablan español.

Return to the Frontpage