January 05, 2007

Antonio Villaraigosa: Persona Latina del Año

Comentario Por Juan Esparza Loera y Vicki Adame
Vida en el Valle

A principios de su primer término en la Asamblea del estado, el demócrata de Los Ángeles Antonio Villaraigosa trató de calmar la preocupación de la gente en cuanto a la ley antiinmigrante que venía de Washington, D.C. y Sacramento.

Ese día en 1995 adentro de la sala de la parroquia en la Catedral de San Juan en Fresno, los que observaban se maravillaron de la gran manera en que Villaraigosa se comunicaba con la gente. Otras personas predijeron se elevaría al poder quien anteriormente había sido un estudiante que había dejado sus estudios de preparatoria.

Esas predicciones se volvieron realidad. Hoy en día, Villaraigosa de 53 años, es el 41avo alcalde de Los Ángeles — después de haber servido como Presidente de la Asamblea y concejal de la Ciudad de Los Ángeles – e instantáneamente se convirtió en uno de los principales líderes latinos en el país después de su elección en 2005.

Siendo telegénico, carismático, agradable y dominando con fluidez el español y el inglés, Villaraigosa ha sido mencionado como un posible candidato a la gubernatura una vez que Arnold Schwarzenegger cumpla su término en el año 2010.

En la vida de Villaraigosa se incluye el haber estado en la lista de los 50 latinos más hermosos por la revista People En Español, una presentación como invitado en el programa ‘The George López Show,’ y numerosas portadas de revistas.

Aunque un decreto de corte evitó que una ley estatal le permitiera tener un mayor control en las escuelas públicas de su ciudad, Villaraigosa prometió levantar una apelación. Los observadores creen que el alcalde puede ganar al demostrarle al público que él es un hombre de lucha.

Siendo el hijo de una madre soltera que creció en el Este de Los Ángeles, la elevación al poder de Villaraigosa no fue algo que sorprendiera a amigos ni enemigos.

Él no ganó su segundo intento por la alcaldía al confiar exclusivamente en el voto latino, aunque la población latina de la ciudad es una de las más grandes del mundo. Los latinos, son un 48 por ciento de la población de la ciudad, y sólo son una cuarta parte del total de los votantes registrados.

Myriam Márquez, columnista del periódico Orlando Sentinel, dijo que Villaraigosa podía haber perdido estrepitosamente si él hubiera intentado tal estrategia de división y conquista, aun en una ciudad que es predominantemente de minorías.

En una columna que siguió al triunfo de Villaraigosa en la alcaldía, ella escribió:

“Es una lección que otros latinos necesitan observar. Notablemente, Fernando Ferrer de Nueva York, un puertorriqueño que ya perdió un intento por llegar a ser alcalde de la Gran Manzana, al fallar en conseguir una mayoría del voto de los afroamericanos y al atraer a sólo unos cuantos votantes de raza blanca. A la fecha, la población latina de Nueva York es muy diversa y Ferrer tiene que hacer mucho más que sólo cortejar a los puertorriqueños si es que quiere ganar el voto latino – muchos menos votos suficientes en general para ganarle al Alcalde Mayor Michael Bloomberg.

“La victoria de Villaraigosa debería ser como un llamado a despertar también para la comunidad latina de rápido crecimiento en el centro de Florida – particularmente en Osceola County, Kissimmee y el este de Orlando. Las rivalidades pasadas entre los candidatos puertorriqueños (y también entre los puertorriqueños y otros latinos) que compiten por los mismos puestos locales han resultado en un continuo reinar de candidatos no latinos que muestran poco interés en la comunidad latina. Los candidatos latinos se dividen la potencial victoria, convirtiéndola en otra derrota más.”

Escribió que Villaraigosa dio impulso a una agenda “tipo Clinton, prometiendo ser el alcalde de todos, luchar por la clase media”. Un demócrata, demostró que él podía construir coaliciones con los republicanos moderados de los suburbios predominantemente habitados por gente de raza blanca en los alrededores de Los Ángeles.

“Villaraigosa hizo historia al llegar a ser el primer alcalde latino de Los Ángeles desde el período de la Guerra Civil, pero más que eso, su atractiva personalidad y su sabiduría política sirven como plano para otros candidatos de cualquier color”.

Otros columnistas y escritores se han maravillado de la facilidad con que Villaraigosa maneja los conflictos e intenta gobernar desde el centro. Durante las masivas marchas por la inmigración ocurridas el año pasado, el alcalde apoyó a los manifestantes pero fue cuidadoso de no ser visto con una bandera mexicana.

Pero Villaraigosa no puede esconder su etnicidad, algo que lo ha convertido en una voz para la comunidad latina en todo el país.

En su discurso la noche de la elección, Villaraigosa dijo, “Nuestra meta es la de unir a esta ciudad”.

“No importa si se creció en el lado Este o el Oeste, si se es del Sur de Los Ángeles o de Sylmar. No importa si se va a trabajar en un auto elegante, o si va en el autobús, o si hace su adoración en una catedral, en una sinagoga o en una mezquita. Todos somos angelinos y todos tenemos que marcar una diferencia”, dijo él.

Villaraigosa fue criado por su madre después de que su padre abandonó a la familia. Villaraigosa ha hablado en muchas ocasiones de las veces en que él vio a su padre golpear a su madre.

Aunque él nunca estuvo en pandillas cuando joven, el alcalde electo tuvo un récord estudiantil manchado, especialmente durante la preparatoria, a la cual él asistió intermitentemente.

Durante ese tiempo él traía un tatuaje que decía ‘Born to raise hell’ (‘Nacido para hacer problemas’), pero en realidad nunca hizo eso y finalmente se graduó de UCLA. Él después obtuvo un título en People’s College of Law, una escuela de derecho de Los Ángeles que se enfoca en asuntos sociales, particularmente la organización laboral.

Después de conseguir su título en leyes, Villaraigosa se volvió un organizador con el sindicato de los maestros y después ganó el puesto en la Asamblea del estado. No pudo servir en ese puesto por más tiempo debido a los límites de término y se postuló con éxito al Concilio de la Ciudad de Los Ángeles.

Otros a quien observar en el 2007

Bill Richardson: El gobernador de Nuevo México es alguien que de seguro se incluirá para la elección presidencial del 2008. Él ya ha hecho algunas gestiones: Salió en apoyo de la madre indocumentada Elvira Arellano y ayudó a ganar la liberación del reportero del periódico Chicago Tribune que estaba detenido en Sudan. La primera acción demuestra su apoyo a la reforma migratoria, y el último demuestra su elegancia y diplomacia en asuntos exteriores.

Dean Flórez: No es ningún secreto que el senador estatal de Shafter en el Condado de Kern tenga su mirada fija en un puesto más alto. Este año muy probablemente lo verá colocándose para competir por un puesto estatal en el 2008, muy probablemente contralor estatal o tesorero.

Silvestre Reyes: El demócrata de El Paso que fue nombrado como presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara Baja por la Presidenta de la Cámara Nancy Pelosi. El ex administrador de la Patrulla Fronteriza ha dado señales de que estará ocupado supervisando las obras del presidente en la guerra de Iraq.

Return to the Frontpage