February 16, 2007

Una terminal transfronteriza podría disminuir congestionamiento en Lindbergh Field

Por Pablo Jaime Sáinz

El residente de Chula Vista, Ernesto Cota nunca ha puesto un pie en Lindbergh Field, el aeropuerto internacional de San Diego.

En vez, Cota, como unos 350,000 residentes de San Diego cada año, cruza la frontera para tomar un avión en el Aeropuerto Internacional de Tijuana.

“No tienen vuelos a Culiacán en San Diego,” dijo el oriundo de Sinaloa. “No hay otra manera de poder llegar, excepto por el aeropuerto de Tijuana”.

Una propuesta para construir una terminal transfronteriza que conectaría Otay Mesa del lado de E.U. con el aeropuerto de Tijuana está siendo considerada por la San Diego County Regional Airport Authority, que hace unas semanas autorizó un estudio de demanda de mercado de la terminal transfronteriza.

La lógica detrás de la propuesta es que, con más de 17.5 millones de pasajeros cada año, Lindbergh Field alcanzará su capacidad en los próximos siete años, dijo Keith Wilschetz, director de sistemas de planeación del aeropuerto. Si más sandieguinos utilizan el aeropuerto de Tijuana, podría aliviar un poco el congestionamiento en Lindbergh, dijo.

Aunque muchos miembros de la Mesa Directiva de la San Diego County Regional Airport Authority apoyan la idea de una terminal transfronteriza, una firma que fue contratada anunció hace unas semanas que “existen importantes problemas políticos y legales que enfrentaría el proyecto”, dijo Keith.

Algunos de esos problemas incluyen conseguir permiso de agencias federales para abrir un tercer puerto de entrada en Otay Mesa.

“Ese es un proceso largo. Puede durar, por lo menos, 10 años”, dijo Keith.

Todo ese tiempo no detiene al South County Economic Development Council, una organización sin fines de lucro que promueve el desarrollo y la inversión en el sur del condado, para continuar procurando por una terminal transfronteriza. El SCEDC ha sido uno de los principales promotores de la idea por la última década.

Algunos de sus miembros de la Mesa Directiva dijeron que una terminal transfronteriza mejoraría la economía local, y, que al mismo tiempo, sería más fácil tomar un avión para los residentes del sur del condado.

Hay varios vuelos internacionales que se ofrecen en Tijuana que no se ofrecen en Lindbergh, como el vuelo directo a Japón, dijo Cindy Gompper-Graves, directora ejecutiva de SCEDC.

“Estamos muy comprometidos con este proyecto”, dijo.

El aeropuerto de Tijuana está ubicado en la Mesa de Otay, a unos cuantos pies de la frontera. Existen varias propuestas para el diseño de la terminal transfronteriza. Uno de ellos propone un puente peatonal desde un estacionamiento en Otay Mesa. Otro propone una terminal en E.U. con servicios de boletos, documentación y equipaje.

Keith dejó claro que la San Diego County Regionl Airport Authority no invertirá más fondos en este proyecto hasta que reciba confirmación de autoridades federales mexicanas de que apoyan la idea. Keith dijo que la Airport Authority se está reuniendo con representantes del Consulado de México en San Diego para “iniciar el dialogo”.

“Nuestros miembros están interesados en ver si esto es una buena idea, pero necesitan ver el interés y el apoyo de las autoridades federales mexicanas también”, dijo.

Autoridades locales en Tijuana, como el Alcalde Jorge Hank, han mostrado su apoyo por la terminal transfronteriza. Pero las autoridades locales y estatales dependen en lo que, al final, digan las autoridades en la Ciudad de México.

Keith dijo que se ha estado reuniendo con Enrique Valle, director de la compañía privada que opera el aeropuerto de Tijuana. Keith dijo que Valle mostró interés en el proyecto y que Valle dijo que Tijuana podría manejar con el incremento de pasajeros sandieguinos.

Para Gompper-Graves, una terminal transfronteriza incrementaría la cooperación entre San Diego y Tijuana. También mejoraría las relaciones económicas y culturales entre las dos ciudades.

“Vemos a San Diego y Tijuana como una región que necesita el apoyo una de otra, no importa cuantas barreras haya entre nosotros. Somos una región, no lo podemos negar”, dijo.

Añadió que una terminal transfronteriza disminuiría la congestión de trafico en el sur del condado, así como reduciría los tiempos de espera en las garitas de San Ysidro y Otay Mesa.

Cuando Cota escuchó de la propuesta de la terminal, dijo que tomaría ventaja de esta –si es que algún día se hace realidad.

“Podría tomar mi avión más rápido”, dijo.

Para obtener más información acerca del proyecto de una terminal transfronteriza, visite la página de la San Diego County Regional Airport Authority, www.san.org, o la página del South County Economic Development Council, www.sandiegosouth.com

Return to the Frontpage