February 16, 2007

Entrevista exclusiva:

Interpretará “La Boheme” de Puccini el Tenor Tijuanense Manuel Paz

Por: Paco Zavala

Tuvimos la fortuna de contactar al tenor tijuanense Manuel Paz, quién interpretará el rol de Rodolfo (el poeta), en la versión de “La Boheme” ópera de Giacomo Puccini, que se representará en Tijuana el próximo 17 de marzo en la Sala de Espectáculos del Centro Cultural Tijuana. El tenor Manuel Paz compartirá la escena en este montaje operático con puros valores artísticos tijuanenses, porque ésta será una representación eminentemente a realizarce con artistas tijuanenses, dentro de los que destacan: Salvador Padilla (barítono), en el rol de Marcelo; Esther González (soprano) en el papel de Mimí); Norma Navarrete (soprano) desempeñándose como Musetta, Hernan del Riego y otros artistas de los cuales aún no tenemos sus nombres participarán en este montaje.

Nuestro personaje, Manuel Paz, es un joven tenor nacido en Tijuana hace ya 29 años, hijo del matrimonio formado por el Sr. Rogelio Paz Tovar y la Sra. Guadalupe Castillo de Paz; tiene dos hermanas Guadalupe Paz (mezzosoprano) y Aurora Paz (soprano), las que estudian la misma carrera de cantantes en Italia.

Manuel, ha sido un joven muy activo y dinámico, se ha preocupado mucho por su carrera, ha participado en infinidad de eventos, ha tomado diversos cursos para mejorar su técnica y su proyección en la escena. También ha sido galardonado con varios reconocimientos. Inicia su vivencia diaria con el canto, desde muy temprana edad, al participar en un coro infantil “Pueri Cantoris”, al correr de los años participa formando parte del coro “Sacri Cordi Jesu”.

Ha tomado clases con el tenor José Medina, con la mezzosoprano Jane Westbrook y la soprano Florencia Tinoco; ha participado en clases magistrales con el tenor Fernando de la Mora, con el bajo español Mariano Visuales y los maestros: Martín Wright y Dmitry Vdovin; también ha participado en diversos talleres y cursos de ópera.

Lo más destacado de sus presentaciones personales: La Novena Sinfonía y la Fantasía Coral del gran sordo de Bohn, Ludwig van Beethoven; el XXIV Foro Internacional de Música Nueva “Manuel Enriquez”, bajo la dirección de Eduardo Diazmuñoz, Carmina Burana de Carl Orff, el rol de Alfredo en “La Traviata” de Giuseppe Verdi para la California Opera Association y su participación como solista en el San Diego Festival Chorus con la Misa de Gloria de Puccini.

A preguntas expresas del suscrito, nuestro entrevistado nos concedió las siguientes respuestas:

P.- ¿Cómo fue que tomaste la carrera musical?

R.- A la edad de 7 años me inicié cantando en el coro “Pueri Cantoris” de la Iglesia de la Paz, aquí en Tijuana; así transcurrió mi niñez y mi adolescencia, cantando música sencilla acompañado de guitarra. El director del coro tuvo la visión de mejorar el repertorio del coro y comenzamos a tomar clases de solfeo, escritura musical, trabajos de acondicionamiento y vocalización, de esta manera comenzamos a estudiar repertorio clásico: Mozart, Handel, Vivaldi y otros y fuí adquiriendo el gusto y la afición por este género de música y pasó el tiempo, hasta que me tocó cantar como solista a los 12 años de edad, dirigido por Eduardo García Barrios, quien me vuelve a dirigir en Carmina Burana. Después, al cambiarme la voz, lo cual fue algo aterrador porque me daban mucha carrilla mis compañeros, mi tesitura de tenor era muy corta, así comencé a cantar el género popular ranchero, baladas y boleros.

Conocí al tenor José Medina. mi primer maestro con quien estudié, según yo para mejorar mi técnica y cantar bien. Cuando escuché la voz de Franco Corelli, dije: quiero cantar ese género y cambio de maestro e inicio clases con la mezzosoprano Jane Westbrook, con quien estudié cerca de un año y comienzo a cantar lied, duetos, tercetos de ópera, no con la mejor técnica, pero si con mucha seguridad. Exploré un tiempo, pero llegó el momento en que necesité nuevamente maestro, entonces tomo clases con la soprano Florencia Tinoco, pero fue otra cosa, educar la voz de tenor es algo muy especial, ésta es frágil sobre todo. Exploré viajando por España, Rusia, los EE.UU., recibí diferentes opiniones y continúo explorando y manejando la técnica y la disciplina. La música de hoy día es monótona y desechable, voces aparecen y desaparecen, el mundo de la música clásica es un mundo maravilloso.

P.- ¿Estudiaste alguna otra carrera?

R.- Estudié Ingeniería en Sistemas Computacionales por un tiempo, hoy, sí me arrepiento no haber terminado. Estudié en la UABC y en la Ibero.

P.- ¿Cómo te escogieron para el rol de Rodolfo en “La Boheme”?

R.- El tenor José Medina, director escénico en este montaje fue mi maestro y ha notado el crecimiento, desarrollo y desenvolvimiento de mis facultades y me audicionó. Después de escucharme en diciembre pasado en “El Cántico de Noel” obra que exige condiciones excelentes y me asigna el rol de Rodolfo.

P.- Tus papás, ¿qué opinan de tu carrera?

R.- Encantados, mi padre fue monaguillo en la Basílica de Guadalupe en la ciudad de México; ahí conoció al gran tenor mexicano Ramón Vargas. El en sus mocedades tomó algunas clases, pero por azares del destino no continuó; él decidió que ingresaramos al coro.

Hoy día con el maestro Mario Montenegro y un grupo de compañeros pretendemos cristalizar un proyecto en el que incluiremos algunas obras de Monteverdi.

P.- Comentas que participarás en el montaje de Orfeo, ¿cuándo sucede?

R.- La presentación será los días 23 y 25 de febrero en el Teatro Degollado de Guadalajara, Jal. Participan: Florencia Tinoco (soprano), Dante Alcalá (tenor), Lupita Paz (mezzosoprano), Ricardo Darío (baritono), dirigidos por Horacio Franco, eminente músico mexicano.

P.- ¿Has pensado en tomar algún curso en Europa?

R.- Si, pero no en Europa, posiblemente lo tome en los EE. UU. en Philadelphia en la “Academy of Vocal Arts” (AVA). Ahí tienen excelentes maestros, coachs, manejadores, además de colocación de trabajo en casas de ópera en todo el mundo.

P.- ¿Tu proyecto a futuro?

R.- Me gustaría participar en el concurso de “Operalia” y audicionar en Europa y en donde se pueda.

Concluímos con una invitación del tenor Manuel Paz, a que asistan a la representación de “La Boheme” y a que se interesen por participar en cualquier evento cultural, sobre todo que participe la juventud, para que descubra los verdaderos valores, las cosas trascendentes, las que dejan huellas positivas y un dulce sabor de boca y descubrir lo que existe más allá de lo que nos ofrecen los medios de comunicación, que no es lo único que existe. En este caso “La Boheme”, es una ópera agradable, encierra una vivencia actual plena de amor.

Return to the Frontpage