December 21, 2007

Baja California busca ser destino de Turismo Médico

Por Luis Alonso Pérez y Mariana Martínez

La industria médica de Tijuana ha puesto en marcha la articulación de un cluster de turismo de salud para incrementar el flujo de pacientes estadounidenses que buscan servicios médicos con menores costos.

Datos del Consejo de Desarrollo Económico de Tijuana señalan que los servicios médicos a no-residentes de Tijuana, asciende anualmente a 3 mil 100 millones de dólares anuales y 90% de los pacientes son residentes de California, de los cuales se estima que de estos entre 40 y 50% son Hispanos.

Entre los servicios con mayor demanda son el cuidado dental y la cirugía plástica, seguidas por la de ojos y corazón.

En años recientes ha proliferado el número de procedimientos quirúrgicos para reducir el sobrepeso como la cirugía bariátrica y de banda gástrica, la anterior reduce la capacidad estomacal mediante la colocación de una banda de silicona alrededor de la parte superior del estómago.

Cindy, una residente de California que prefirió no mencionar su apellido, viajó a Tijuana para someterse a una cirugía de banda gástrica, ya que pagó 7 mil dólares menos de lo que hubiera pagado en un hospital de Estados Unidos y su compañía aseguradora no cubre los costos del procedimiento quirúrgico.

Durante una entrevista post-operación en una habitación del Hospital Ángeles, el hospital más moderno de Tijuana, Cindy confesó que su esposo y ella se encontraban nerviosos por recibir atenciones médicas en México.

Después de mucho consultar diferentes compañías de turismo médico en el Internet, encontró una opción que se ganó su confianza, ya que la vendedora hablaba perfecto inglés y le mostró fotografías del hospital y del personal médico.

“Simplemente estar en un país diferente me provoca un poco de miedo, porque no conozco las reglas ni hablo el idioma, pero ahora yo recomendaría a cualquiera a venir aquí y hacer esto”.

Carlos Zavala, director comercial del Hospital Ángeles de Tijuana, calcula que el 60% de sus pacientes provienen de Estados Unidos y la mayoría no cuentan con seguro médico.

Ante la creciente demanda de servicios médicos, Zavala calcula que en un futuro cercano deberán incrementar su oferta al mercado extranjero.

“Creemos que el futuro está en la ortopedia, en particular el reemplazo de rodillas y caderas. Además en los siguientes meses daremos inicio a nuestro centro de tratamiento de células estaminales y creemos que eso también atraerá a muchas personas”.

El potencial económico de este nicho del mercado ha motivado al Consejo de Desarrollo Económico de Tijuana a la creación de un cluster de turismo de salud en la región, implementando modelos exitosos de países como India, Tailandia y Malasia, que actualmente atraen a millones de turistas de salud.

Pero la industria médica de Tijuana debe enfrentar algunos estigmas antes de convertirse exitosamente en un destino de turismo de salud.

El año pasado Coretta Scott King, viuda de Martin Luther King, murió en un hospital de Rosarito, al sur de Tijuana, que fue clausurado por realizar procedimientos médicos no convencionales sin los permisos requeridos.

A pesar del impacto mediático que tuvo esta muerte, casos como estos son raros, de acuerdo con el secretario de salud de Baja California, José Guadalupe Bustamante Moreno.

“A través del sistema de verificaciones que hemos im-plementado, la apertura que estamos dando a las clínicas y hospitales de autorregulación, y sobre todo el trabajo coordinado que hacemos con los colegios de médicos, es la garantía de que en Baja California existe medicina privada de primer nivel”.

Jim Arreola, presidente de la compañía aseguradora Sekure Healthcare, considera que este mercado no ha sido explotado por las compañías aseguradoras, pero que en poco tiempo tendrán que hacerlo si quieren seguir siendo competitivos.

“Yo creo que en los siguientes meses o años más compañías de seguros van a ver esta oportunidad, no como una forma de ahorrar dinero pero porque los consumidores quieren opciones, opciones de bajo costo, por eso vas a ver más compañías de seguros ofreciendo pagar facturas médicas en México”.

Mientras se prepara para abandonar el Hospital Ángeles, Cindy parece estar contenta con su decisión de viajar al extranjero para recibir una operación, pero a pesar de su buena experiencia recomienda a las personas a ser cuidadosos con sus decisiones.

“Si alguien viene y me pregunta: ¿es ésto lo que debo hacer?; ¿crees que debería ir a hacerlo a México? Yo les contestaría que absolutamente, pero que investiguen para estar seguros que van a ir a un buen hospital y estar seguros que es, tu sabes, un buen lugar”.

Return to the Frontpage