December 21, 2007

Casa Refugio Elvira

Por Luis Alonso Pérez

Las mujeres migrantes que sean deportadas hacia Tijuana durante la noche ahora cuentan con un hogar donde resguardarse. Se trata de Casa Refugio Elvira, un albergue que busca ayudar a las mujeres indocumentadas repatriadas bajo las mismas condiciones que Elvira Arellano.

Casa refugio Elvira abrió sus puertas para brindar una cama, ropa y comida a toda mujer deportada, en particular a las que son repatriadas durante la noche.

El albergue podrá hospedar a 18 mujeres por un periodo de tres a cuatro días. Ahí también podrán contactarse por teléfono con sus familiares, y además recibirán apoyo para encontrar un trabajo temporal o regresar a su lugar de origen si así lo desea.

Activistas de Hermandad Mexicana Internacional ayudaron a su equipamiento y ahora esperan a su primer huésped.

“No queremos que deporten a la gente, pero si son deportadas queremos que encuentren un lugar cálido, donde se les atienda con cariño y respeto” comentó Gloria Saucedo, de Hermandad Mexicana Internacional, grupo responsable de este proyecto altruista.

Aunque aún no ha recibido a mujeres deportadas el albergue se encontraba lleno de voluntarios provenientes de ciudades como Las Vegas, Oxnard y Los Angeles, que además de donar todo tipo de artículos para equipar la casa, ayudaron a instalar cortinas, tender las camas y limpiar los armarios.

La activista Elvira Arellano acudió a la inauguración oficial del albergue, feliz de poder regresar un poco del apoyo que ella ha recibido a través de los años.

Elvira Arellano

“Creo que lo mas importante es que no debemos de ignorar la situación que estan viviendo nuestros hermanos migrantes y tenemos que ser solidarios, porque mucha gente mientras yo estuve en el santuario fue muy solidaria conmigo, por eso yo no puedo quedarme cruzada de brazos viendo la situación difícil que está viviendo mucha de nuestra gente”.

La idea de este proyecto nació a raíz del incremento en el número de migrantes que son deportados hacia esta ciudad fronteriza

“Antes no había tantas deportaciones como las que estamos viendo ahorita; durante los últimos tres años están habiendo deportaciones masivas” sostuvo Micaela Saucedo, una activista social y directora de Casa Refugio Elvira.

De acuerdo con cifras recientes del Instituto Nacional de Migración de México más de 200 mil migrantes indocumentados han sido deportados de Estados Unidos a México en lo que va del año. 45 por ciento de estas deportaciones fueron realizadas en el puerto fronterizo de Tijuana.

A pesar de que las mujeres no pueden ser deportadas durante la noche, las autoridades migratorias estadounidenses continúan violando los acuerdos de repatriación entre México y Estados Unidos.

Esto las hace vulnerables a pandilleros, asaltantes y policías corruptos que las extorsionan y las despojan de sus pertenencias.

Heriberto García García, delegado de la Comisión Nacional Derechos Humanos, expresó su repudio a las constantes violaciones a los derechos de los migrantes deportados.

“No es posible que elementos que supuestamente han sido preparados para velar por la seguridad de los gobernados sean los que se convierten en los principales agresores de estas personas”.

Durante la inauguración García pidió a los representantes del gobierno municipal que habían sido invitados al evento a que se comprometieran a vigilar el buen comportamiento de los agentes a su cargo, y de ser necesario aplicar todo el peso de la ley sobre los que abusen de su autoridad para extorsionar o violentar a migrantes.

Los activistas, gustosos cortaron el listón y compartieron una cena navideña. El olor a ponche y tamales llenaba de vida cada rincón del modesto hogar de dos habitaciones, que ahora será un refugio para las mujeres migrantes.

Return to the Frontpage