August 24, 2007

Otro verano fatal para los migrantes

Por Luis Alonso Pérez

La tarde del lunes un agente de la Patrulla Fronteriza que deambulaba por una zona cercana a la garita de Tecate encontró a una mujer inconsciente que aparentemente se había colapsado en su camino hacia los Estados Unidos y abandonada por el grupo con el que viajaba.

El oficial le brindó primeros auxilios pero la mujer no respondió a los señalamientos, por lo que alertó al grupo de búsqueda y rescate Borstar, así como a los paramédicos del hospital local, los cuales llegaron a la escena pero no lograron revivirla.

La muerte de esta mujer, de nacionalidad mexicana, es otra tragedia más en la larga lista de migrantes indocumentados que fallecen en la búsqueda de un futuro próspero que no pudieron encontrar en su país de origen.

“Es muy triste ver lo que los contrabandistas están arriesgando cada vez más la vida de los migrantes”, expresó Wendy Lee, portavoz de la Patrulla Fronteriza, en una entrevista transmitida recientemente en la cadena STN de Los Angeles.

Como cada año desde 1994, fecha de inició del Operativo Guardián en la frontera de California, cientos de migrantes fallecen a causa del extenuante calor de la zona desértica que divide a México y Estados Unidos.

Las temperaturas record que se han registrado en la frontera durante este verano ha elevado el índice de muertes sobre los 250 casos.

El activista pro migrante Enrique Morones teme que este año muchas más personas mueran en su intento por alcanzar el sueño americano, debido a que las medidas de seguridad fronterizas obligan a los migrantes a cruzar por zonas de alto riesgo, donde se ven expuestos a caídas, largas caminatas y el calor abrasador.

Pero los migrantes que viajan en camionetas que se internan a Estados Unidos ilegalmente por la zona desértica también corren peligro.

El mismo día de la muerte de la mujer mexicana un agente de la Patrulla Fronteriza que vigilaba el área de Campo, a la altura de La Posta Road, observó un vehículo que se había volcado.

Al aproximarse observó que en su interior viajaban el chofer y cinco pasajeros, entre ellos un migrante de ciudadanía mexicana que había perdido la vida en el lugar del incidente y una mujer guatemalteca que resultó herida de gravedad con severas fracturas en su espalda.

El agente arrestó al conductor y al copiloto. La mujer fue trasladada al hospital donde recibió atencion médica de emergencia.

“Desafortunadamente muchos de estos incidentes donde viajan en un vehículo con el contrabandista no usan el cinturón de seguridad y en ocasiones el conductor puede venir ebrio o drogado”, sostuvo la portavoz de la Patrulla Fronteriza.

Aún no se sabe que provocó el accidente, solo que ninguno de ellos traía puesto el cinturón de seguridad.

“Sabemos que muchas veces los migrantes tienen diferentes motivos para cruzar a Estados Unidos y lo entendemos, pero como Patrulla Fronteriza también es nuestro deber avisarles de los grandes riesgos de exponer sus vidas, ya sea por el clima o por subirse a un vehículo donde viene manejando un contrabandista al que no le importa arriesgarse ni arriesgar a las personas que vienen con el”, agregó la agente Lee.

“No queremos ni una muerte más en la frontera”, declaró Enrique Morones durante una reunión de funcionarios fiscales mexicanos en Tijuana, evento al que fue invitado para impartir una platica sobre la problemática migratoria en la frontera, con la esperanza de crear conciencia entre los lideres políticos y generar apoyo hacia la causa migrante.

El integrante del grupo Angeles de la Frontera expuso que las penurias de los migrantes no terminan en la frontera, ya que continúan corriendo riesgos al vivir sin documentos en Estados Unidos, como las redadas de las autoridades migratorias, la separación de familias por las deportaciones masivas y el racismo de grupos cazamigrantes.

Hace algunos días Morones participó en una reunión con líderes de organizaciones pro migrantes para analizar los siguientes pasos de la reforma migratoria, sin embargo está convencido de que todos los mexicanos debemos de apoyar a los paisanos que se han visto obligados a migrar.

“Es muy triste que nosotros mismos, los mexicanos que vivimos en Estados Unidos o en México, no volteamos a ver a nuestros paisanos y vemos como podemos ayudarlos”.

Para el doctor Jorge Bustamante Fernández, reconocido investigador del Colegio de la Frontera Norte (COLEF), la situación negativa también es consecuencia de la apatía de la sociedad civil mexicana, ya que no ha creado un costo político para los funcionarios de gobierno que no cumplen con su trabajo, ya que si la sociedad exigiera la renuncia de un funcionario otra cosas sucederían.

Bustamante enfatizó en la gran necesidad de que los mexicanos nos solidaricemos con los connacionales en Estados Unidos en la lucha por una reforma migratoria, algo que hasta ahora no se ha visto.

El estancamiento de una posible reforma migratoria estadounidense ha llegado a un nivel crítico, expresó el investigador, quien considera que el presidente de México no ha tomado el rumbo ade-cuado en este controvertido tema.

Falta de liderazgo y una orientación equivocada hacia el problema migratorio son algunos de los errores de Calderón, según Bustamante, criticando la postura que tomó el mandatario al inicio de su administración al comentar que es necesario “desmigratorizar” la política hacia Estados Unidos.

Para el investigador este es un claro error, ya que no solo nos aleja de la realidad, sino que es algo injusto para la población mexicana que vive en Estados Unidos, trabaja y envía 24 mil millones de dólares anualmente, suma que ha podido financiar la paz social del país durante los últimos años.

A pesar de que se vislumbra un escenario desalentador, el investigador considera que aún existen esperanzas.

“Mi esperanza está en los mexicanos que residen en Estados Unidos. Las marchas nos demostraron el proceso de madurez política tan avanzado al que han llegado, y yo tengo esperanza de que esto continúe y de que se conviertan en factores de influencia tanto en el gobierno de Estados Unidos como en el gobierno de México”.

Return to the Frontpage