August 24, 2007

Las escuelas de San Ysidro tienen nuevo líder local

Por Pablo Jaime Sáinz

Cuando Manuel Paul estaba creciendo en San Ysidro, asistió a la Escuela Primaria Sunset, la única escuela primaria en esta comunidad fronteriza en aquel entonces.

Años después, luego de graduarse de San Diego State University y de recibir su credencial de maestro, regresó a su comunidad como maestro.

Ahora, 33 años después de que Paul inició su carrera en educación en San Ysidro, fue nombrado superintendente interino del Distrito Escolar de San Ysidro, algo que ha recibido muchas ovaciones de la comunidad y de empleados del distrito. En la junta de la mesa directiva del 16 de agosto, hubo aplausos y “¡Bravos!” cuando se anunció la decisión.

Él había sido superintendente asistente de recursos humanos por los últimos cinco años. Paul reemplazará a Gilbert Anzaldua quien había sido superintendente interino por varios meses.

“He estado en San Ysidro toda mi vida. No tengo agendas secretas”, dice Paul, de 56 años. “Mi única prioridad es proveer la mejor educación para los niños de San Ysidro”.

La mesa directiva nombró a Paul superintendente interino después de que la mesa directiva no contrató a otro candidato que la agencia contratista encargada de la busqueda nacional habia pro-puesto.

Paul tiene mucho en común con la mayoría de los niños en el distrito escolar: proviene de familia de escasos recursos, su primer idioma fue el español, aprendió inglés en la escuela, batalló para buscar un mejor futuro a través de la educación.

Paul vivió en San Ysidro hasta hace 10 años, cuando se mudó a Bonita para que sus hijos pudieran asistir a la high school. San Ysidro no tenía una high school en ese entonces.

Durante su vida ha visto al distrito escolar crecer de una sola escuela a siete en la actualidad.

Dice que durante los cinco años que ha sido superintendente asistente de recursos humanos ha podido contratar a maestros de la más alta calidad.

“He podido conocer todas las escuelas y directores en el distrito y ver como trabajan”, dice Paul, quien nació en Tijuana de padre de Los Angeles y madre de Sonora.

Paul metió solicitud para el puesto de superintendente en la primavera, pero ni siquiera le dieron una entrevista.

“Yo esperaba que me dieran una entrevista por lo menos como cortesía, siendo el único candidato del distrito que aplicó para el puesto”, dice. “Me sentí un poco defraudado por eso”.

El miembro de la mesa directiva Yolanda Hernández dice que la agencia contratista que estaba realizando la búsqueda de candidatos fue la que no lo eligió para que lo entrevistara la mesa directiva.

Después de que el candidato propuesto no fue contratado, la mesa directiva decidió darle una oportunidad a Paul, dice Hernández.

“Siempre le he tenido mucho respeto”, dice. “La mesa directiva se dio cuenta de que hay mucho respeto por entre la comunidad. Yo personalmente recibí muchas llamadas de maestros y empleados pidiéndole a la mesa directiva que le diera una oportunidad a Manuel. Yo sé que Manuel va a poder con el trabajo”.

Hernández dice que propondrá a la mesa directiva ofrecerle un contrato permanente como superintendente a Paul a principios de septiembre.

“Ya lo conocemos. Ya sabemos que es una persona trabajadora. No tenemos que ponerlo a prueba. Tiene un historial de ser un gran educador. Tiene el apoyo de los maestros. Tiene el apoyo de la comunidad. No necesitamos buscar por fuera del distrito para encontrar a un excelente superintendente. Estoy harta de que gente de fuera de la comunidad venga, se entrene aquí y después de poco tiempo deje el distrito. Manuel ha estado aquí por 33 años. Creo que se jubilará del puesto cuando tenga la cabeza llena de canas”.

Pero el miembro de la mesa directiva Jean Romero dice que la búsqueda está cerrada por el momento y que Paul tendrá que demostrar que puede ser un buen superintendente.

“En este momento no estamos apurados para contratar a alguien. Creo que Manuel puede estar en un periodo de prueba por un par de meses, después podemos decidir si es un buen candidato para el puesto”, dice Romero.

Entre sus prioridades, dice Paul, está escuchar a los maestros sobre cómo mejorar la implementación de los programas académicos que ya existen en los salones de clases.

La maestra Zenaida Rosario, de la Escuela Primaria La Mirada, es una de muchos maestros que se alegraron por el nombramiento de Paul como superintendente interino. Dice que espera que se convierta en el superintendente permanente en poco tiempo.

“Necesitamos que la parte interina se quite y seguir adelante”, dice Rosario. “No tenemos tiempo que perder. El deseo de que el Sr. Paul sea superintendente está ahí en la comunidad”.

Paul dice que espera que lo nombren superintendente. Por lo pronto, dice continuará trabajando para mejorar la educación de los niños de San Ysidro.

“Creo que la mesa directiva debería darle a Manuel todo el apoyo que necesita”, dice Hernández. “Él es la mejor opción para el distrito escolar”.

Return to the Frontpage