August 17, 2007

El Lenguaje se Relaciona con el Uso de los Servicios de Salud Mental para los Latinos de California

Un examen sobre el uso de servicios mentales de patrocinio público por parte de los latinos de habla hispana en San Diego, reveló significantes diferencias de modelos de uso por latinos que hablan inglés o por caucásicos. El estudio, conducido por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de California, San Diego (UCSD), observó a más de 6,000 pacientes que utilizaron los Servicios de Salud Mental para Adultos del Condado de San Diego por un período de cinco años. Los resultados fueron reportados en la edición de agosto del diario oficial de la Asociación Americana de Psiquiatría The American Journal of Psychiatry (AJP).

“Al usar los servicios de salud mental, los latinos que hablan inglés se parecen más a los caucásicos que a los latinos que hablan español”, dijo el autor del estudio David P. Folsom, M.D., Profesor Asistente de Medicina Familiar en UCSD y del Sistema del Cuidado de la Salud para Veteranos en San Diego. “Conservar el lenguaje de origen – ya sea por una reciente inmigración o debido a una decisión familiar – parece ser la mejor forma de predecir el uso de servicios de cuidado de salud mental, que por su etnicidad”.

Los investigadores encontraron que los latinos que hablan español, registrados en el Sistema de Salud Mental del Condado de San Diego, tienen un porcentaje más alto de pacientes con depresión mayor, pero un porcentaje más bajo de trastorno bipolar, esquizofrenia y trastornos de uso de substancias.

Los precios de hospitalización fueron similares en los tres grupos, pero los latinos que hablan español fueron los que al principio menos ayuda buscaron para recibir cuidado de salud mental a través de cárceles o servicios de emergencia. Las personas de habla hispana fueron los que más aceptaron recibir el tratamiento inicial para enfermedades mentales severas en centros de consulta externa, que los latinos que hablan inglés o los caucásicos.

Aunque poseen el más alto porcentaje de pacientes recibiendo servicios de consulta externa, los hispano-hablantes tienen el menor número de visitas en total. También fueron los que más preferían vivir de manera independiente o con algún familiar, que quedarse en la calle o en casas de asistencia.

“Las diferencias en el cuidado de salud mental para las minorías étnicas y raciales es una gran preocupación de salud pública”, dijo Thomas Insel, M.D., Director del Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH por sus siglas en inglés), el cual financió la investigación. “Estudios como éste ayudarán a definir mejor las necesidades de estos grupos con el objetivo de proporcionarles un mejor cuidado”. Los investigadores agregaron la posiblidad de que el Sistema de Salud Mental del Condado de San Diego sea particularmente efectivo al ofrecer cuidado a las personas que hablan español, y darse cuenta de que estos resultados necesitan ser confirmados en otros sistemas de salud mental de los Estados Unidos.

El Sistema de Salud Mental para Adultos del Condado de San Diego atiende a personas con MediCal o sin seguro médico. Durante el período 2000 – 2005, se inició el tratamiento para la esquizofrenia, trastorno bipolar o depresión mayor, en 4,638 caucásicos, 1,144 latinos que hablan inglés y 539 latinos que hablan español. En el análisis, los servicios de salud mental se consolidaron en cuatro categorías: hospital, servicios de emergencia, cárceles y clínicas de consulta externa.

Return to the Frontpage