April 13, 2007

México del Norte
Por Jorge Mújica Murias

De mil en mil…

¿Le dan pánico las redadas? ¿Piensa que la Migra va a llegar a medianoche a su casa y sacarlo de la cama? ¿Se quiere cambiar de trabajo porque “a la mejor llega la Migra mañana?

Cálmese. La verdad, hay más chances de sacarse la lotería.

Hace 11 meses y centavos, el 26 de mayo del 2006, dos días después de que el Senado aprobara la famosa y perdida en el pasado S2611, mejor conocida como la Ley Frankenstain, porque tenía las piernas de McCain, la cabeza de Sensenbrenner, los brazos de Kennedy y las manos de Bush, la Migra inició oficialmente su operación “Return to Sender”, “Devolver al remitente”.

Entre esa fecha y el 2 de marzo de este año, en 304 días, la Migra ha arrestado la fabulosa cifra de 18 mil 860 inmigrantes. En promedio, 62 cada día.

A ese ritmo, para que la Migra agarre a los doce millones de indocumentados que se supone o se calcula que hay en estos momentos en Estados Unidos, tendrían que pasar 530 años. Y que conste que no contamos a los Migrantes Melate (los que se acumulen esta semana).

En 530 años, usted tiene tiempo de trabajar como burro para seguir mandando sus remesas, a cansarse de trabajar cuando cumpla 65 ó 70 años, a retirarse al rancho allá en su país de origen, ver cómo sus hijos se vienen de migrantes, y sus nietos y así otras diez generaciones.

Además, esta famosa operación “Return to Sender” no anda nomás así en la calle agarrando al primero que pase con un nopal en la frente, porque eso sería “racial profiling” arrestar o sospechar de una persona por sus características raciales como única motivación, acción que está terminantemente prohibida por las leyes gringas a pesar de que la policía lo haga todos los días.

“Return to Sender” está, según una carta firmada por Karyn Lang, directora de la Oficina de Relaciones del Congreso para el ICE (Oficina de Control de Inmigración y Aduanas), buscando específicamente a 600 mil indocumentados.

La carta del 14 de marzo dice que el ICE le anda siguiendo la pista particularmente a estos 600 mil inmigrantes sin papeles porque “quebrantaron la ley” y el ICE los identifica como “fugitivos”.

Los chances de ganar… o perder

Para la Migra, un fugitivo es “un extranjero que se ha negado a salir de Estados Unidos a pesar de una orden final de rechazo, deportación o exclusión, o quien ha fallado a reportarse ante un oficial de deportación después de recibir una notificación”.

Para mayor descripción, estos 600 mil amenazados son inmigrantes que “son amenaza para la seguridad nacional”, que “representan una amenaza para la comunidad”, que fueron “convictos por delitos violentos”, que son “fugitivos con antecedentes criminales” o, finalmente, en orden de prioridad, son “fugitivos no criminales”.

Para poder pescarlos a todos, siempre según la carta de Lang, durante el año pasado la Migra aumentó sus “FOT” (Fugitive Operations Teams-Grupos de Operaciones de Fugitivos), de 18 a 50. Para hace un mes, ya estaban operando 53 de esos equipos y para cuando termine el año habrá 75 unidades.

Entre todos estos 50 FOTs, se las ingeniaron para agarrar a 11 mil 870 “fugitivos”. El resto, los 6 mil 990 inmigrantes detenidos entre mayo y marzo, no eran criminales. Por qué los agarraron, habría que preguntarle a Lang, porque no lo aclara en su carta. A la mejor porque estaban en el lugar equivocado en el peor momento, o a la mejor nomás porque sí y luego les dijeron “usted disculpe”.

Y siga haciendo cuentas: entre los 53 FOTs que andaban por a’i en febrero, nomás podían cachar 62 “fugitivos” al día… a nivel nacional. Les toca apenitas a poco más de uno por equipo. Lo cual dice mucho sobre su eficiencia.

Lo malo, como dice Gloria Saucedo, activista y dirigente de la organización Hermandad Mexicana Nacional, estos FOTs están llendo directamente a las casas de algunas personas, generalmente “en familias que solicitaron asilo político y no calificaban, o que fueron víctimas de fraude”.

En cualquier caso, las redadas y estos arrestos de fugitivos son absurdos, y debían pararse hasta que se aclare exactamente si habrá o no una reforma migratoria.

Pero mientras tanto, no se apanique. Si no tiene un caso legal pendiente, tiene mejores chances de sacarse la Lotto: uno en cada 10 millones 179 mil 260. Pa’ que lo agarren a usté, son uno en 12 millones de chances, más lo que se acumule esta semana…

Contacto Jorge Mújica Murias at mexicodelnorte@yahoo.com.mx

Return to the Frontpage