April 13, 2007

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Ricardo J. Galarza

Cinco consejos útiles para los impuestos

Ahora que se acerca la fecha para la declaración anual de impuestos conviene reseñar algunos consejos sobre todo porque si se aprueba una reforma migratoria, aquellos que se acojan a la nueva ley deberán estar al día con el Servicio de Rentas Internas o “Hacienda” (IRS, por sus siglas en inglés o Impuestos). He aquí los más importantes, tanto para aquellos que ya hayan hecho su declaración anteriormente, como para los que nunca la han presentado:

Solicite su “Tax ID Number”. Si usted es un inmigrante indocumentado o, por alguna otra razón, se ve impedido de obtener una tarjeta del Seguro Social, lo mejor es solicitar un número de identificación tributaria (“Tax Identification Number”), con el que usted puede aportar y declarar y que, a efectos fiscales, cumple todas las funciones del número del Seguro Social.

Consulte a un contador. Lo ideal es asesorarse con un contador u otro experto en impuestos, sobre todo si se trata de la primera vez que usted reporta al IRS. Esto le ahorrará tiempo y dinero. De todos modos, asegúrese de que su asesor especifique todas las deducciones y exenciones que a usted le corresponden, así como de que cancele tanto sus impuestos federales como los estatales.

Revise su formulario W2 periódicamente para asegurarse de que le estén descontando lo correcto. Pagar impuestos es un deber cívico ineludible; esos recursos se traducen luego en carreteras, escuelas, hospitales y programas sociales para nuestros hijos. Pero es igualmente importante que no paguemos más de la cuenta, así como que solicitemos oportunamente nuestro reembolso. Recuerde que ese dinero es suyo; usted simplemente se lo está prestando al gobierno, a un plazo de un año y sin intereses.

Lleve un archivo de gastos y conserve los recibos. Esto le ayudará a la hora de presentar sus deducciones. Pregúntele a su contador todas las deducciones que le corresponden. Si usted trabaja por su cuenta, podría deducir de impuestos algunos gastos relacionados con el desempeño de su tarea, desde la compra de material de trabajo, útiles o herramientas, gastos de gasolina y hasta parte del propio alquiler de la casa que habita.

Donaciones. Done todo lo que no use a institutos de caridad. Esta es una buena manera de ayudar a los demás, al tiempo que deduce de impuestos. No olvide pedir el recibo por lo donado y archivarlo con el resto de sus facturas.

Y recuerde, que si finalmente se aprueba una legalización para los indocumentados este año y usted no tiene sus impuestos al día, no se podrá beneficiar de ella. 

Amigo lector de La Columna Vertebral, para servicios en su comunidad llame a La Línea de Ayuda 1-800-473-3003.

Return to the Frontpage