April 13, 2007

Un Nuevo Estudio Revela la Brecha entre el Plan de Estudios de Preparatoria de Estados Unidos y las Expectativas Universitarias

Un nuevo estudio realizado por ACT señala la brecha entre qué están enseñando las escuelas preparatorias de Estados Unidos en sus cursos “básicos” y lo que esperan las universidades de los nuevos estudiantes para tener éxito en el primer año de clases.

Los resultados del estudio— una encuesta nacional sobre el plan de estudios contestado por miles de instructores de preparatoria y de colegios de toda la nación—sugiere que los colegios esperan generalmente que los nuevos estudiantes logren una com-prensión profunda de un selecto número de habilidades fundamentales y conocimientos de los cursos de preparatoria, pero las preparatorias tienden a proporcionar menos instrucción profundizada de una gama muy amplia de habilidades y temas.

ACT ha estado realizando estudios de esta naturaleza por aproximadamente 30 años. Los datos de investigación de esta organización han ayudado a establecer los parámetros más reconocidos de preparación universitaria en los Estados Unidos.

El problema identificado por el estudio de ACT falla más por el lado de la educación estándar estatal que deben seguir los maestros de pre-paratoria, que los maestros mismos, según Cynthia B. Schmeiser, presidente y jefa de operaciones de la división de educación de ACT.

“Los estándares de apren-dizaje estatal son a menudo muy amplios y no son lo suficientemente profundos”, dice Schmeiser. “Ellos intentan cubrir demasiado campo—más campo de lo que las universidades creen necesario— en el tiempo limitado que tienen con los estudiantes. Como resultado, las habilidades académicas necesarias para tener éxito en el colegio se les pone menos atención. Esto es un problema serio que los estados deben tratar para preparar mejor a nuestros jóvenes y tengan éxito después de la preparatoria”.

Los instructores colegiales toman con preocupación la efectividad de los estándares de aprendizaje estatal. Cerca de dos tercios (65%) dicen que los estándares estatales de educación preparan a los estudiantes “pobremente” o “muy pobre” para el nivel que requieren los colegios en contenido. Absolutamente contrario a lo que los maestros de preparatoria creen, la mayoría dicen que los estándares estatales preparan “bien” o “muy bien” a los estudiantes para el nivel de cursos universitarios.

“Existe claramente una brecha significativa entre lo que esperan los maestros de preparatoria y las facultades universitarias de los estudiantes”, dice Schmeiser. “Las autoridades estatales y los líderes de educación deben trabajar para cerrar esta brecha tomando acciones integrales para la educación y alinear los estándares de aprendizaje con los requerimientos universitarios”.

Diferencias entre lo que enseñan las preparatorias y lo que esperan los colegios que supieran los nuevos estudiantes del plan de estudios.

• En matemáticas, los maestros de preparatoria tienden a dar contenido avanzado y de gran importancia que los instructores universitarios. Los instructores universitarios hacen una clasificación rigurosa para entender los fundamentos de las matemáticas que es más importante que una breve exposición del contenido avanzado.

• En ciencias, los maestros de preparatoria clasifican constantemente el conocimiento del contenido (hechos e información específicos) como lo más importante que una comprensión de las habilidades del proceso y la investigación de la ciencia. En contraste con los instructores universitarios, ellos clasifican las habilidades de la manera contraria—las habilidades del proceso científico son más importantes de poseer cuando los estudiantes entran al colegio, dicen ellos, que los conocimientos específicos del contenido.

• En inglés y redacción, los instructores universitarios le dan más importancia a la gramática básica y su uso que los maestros de preparatoria. Muchos instructores universitarios expresan su frustración cuando los estudiantes que entran a sus clases no pueden escribir una oración completa, la cual, los obliga a enseñar nuevamente las habilidades básicas y eso interfiere con sus esfuerzos de enseñar habilidades más avanzadas.

• En lectura, los maestros de preparatoria y de universidad parecen llegar a un acuerdo en la importancia relativa de habilidades específicas. Sin embargo, la enseñanza en lectura disminuye en la preparatoria, parece que las habilidades adquiridas por los estudiantes en el séptimo y octavo grados, no muestran ningún progreso o no se enriquecen en la preparatoria.

“Existe una cantidad de iniciativas estatales en curso que han tomando un detallado enfoque para tratar el problema del rezago”, dice Schmeiser. “Apoyamos y animamos estos esfuerzos, y esperamos que otros estados sigan el ejemplo”.

ACT realiza su Encuesta Nacional del Plan de Estudios (National Curriculum Survey) cada tres o cuatros años para determinar qué habilidades y conocimientos esperan las instituciones de los nuevos estudiantes luego de la preparatoria, y cómo éstas expectativas son comparadas con lo que se está enseñando del plan de cursos básicos en la preparatoria. La organización utiliza los resultados para dirigir el desarrollo de sus evaluaciones, como EXPLORE para estudiantes del octavo grado, PLAN para décimo grado, y ACT para la admisión a la universidad y examen sobre el nivel de cada estudiante, para asegurar que estos exámenes continúen midiendo las habilidades necesarias para el colegio.

Return to the Frontpage