April 6, 2007

Semana Santa: Las Festividades de Pascua en Tijuana

Por Pablo Jaime Sainz

Llámenlo el Spring Break mexicano.

Llámenlo la celebración religiosa más importante en México.

Llámenlo como lo llamen, no se puede negar que el periodo conocido como Semana Santa, que este año 2007 inicia con el Domingo de Ramos el 1 de abril, es el tiempo del año en que las familias católicas en Baja California y el resto de México lo consideran el mejor tiempo del año.

Ya sea ir a las playas cercanas o conmemorar la muerte de Jesucristo, la Semana Santa usualmente es un tiempo de regocijo. Los niños tienen vacaciones por dos semanas de la escuela. Muchas compañías cierran durante ese periodo para que sus empleados puedan pasar tiempo con sus familias.

La Semana Santa inicia con el Domingo de Ramos (abril 1 de 2007) y termina con el Domingo de Resurrección o de Pascua (abril 8).

Marca los últimos días de Cristo en la Tierra, que lo lleva a la muerte en la cruz. Los católicos mexicanos reconocen este día como el día religioso más importante del año, porque sirve como recordatorio que Jesús murió para salvar a la humanidad.

Las celebraciones de Semana Santa son muchas en Baja California como en el resto de México, y se han llevado a cabo por siglos, iniciando con la llegada de los conquistadores españoles.

Guillermo Prieto, un escritor mexicano del siglo 19, escribió: “Desde el Jueves Santo hasta el Domingo de Pascua mucha gente bailaba por las calles, en una fiesta de cocina popular. La gente tomaba aguas fresas de sabor de piña, melón, tamarindo y semillas de chia, despachados por mujeres en puestos repletos de flores”.

Algunas de las tradiciones religiosas que se pueden ver en Tijuana durante este tiempo del año son las siguientes:

La bendición de las palmas: El Domingo de Ramos, los católicos se reúnen en las iglesias para bendecir las palmas o cruces u otras figuras hechas de palma. Algunas de estas palmas se queman y se guardan para usarse durante el Miércoles de Cenizas del año siguiente.

Jueves Santo: Este día, el Crisma, un aceite sagrado usado en los sacramentos, es consagrado.

Viernes Santo: La Pasión de Cristo es conmemorada en muchas comunidades, incluyendo casi todas las parroquias católicas en Tijuana, con una obra de teatro acerca del Vía Crusis. A veces cientos de personas participan en estas dramatizaciones. Usualmente, el joven elegido para personificar a Jesús es considerado privilegiado. Las personas caminan en las calles cercanas a la parroquia. La celebración llega a su clima con la simulación de la crucifixión.

Sábado de Gloria (Holy Saturday): Este día incluye vigilia y una misa solemne.

Domingo de Resurrección o Domingo de Pascua: Para muchas católicos mexicanos, este es el día más importante del año. Casi siempre asisten a la Misa y comulgan. Las iglesias se llenan.

Y en caso de que se esté preguntando, ¿dónde quedaron el Conejo de Pascua y los huevitos de chocolate? Pues en algunos hogares de Tijuana y otros lugares de Baja California, se puede ver a los niños buscando los preciados huevitos de Pascua en los patios de sus casas o en los parques.

Esto se debe a la influencia de estar tan cerca a la frontera. Esto es más común entre las familias que han vivido en la frontera por años o que tienen familiares en E.U. Pero en mayor parte, no es común ver al Conejo de Pascua el Domingo de Pascua en Tijuana.

Aunque la Semana Santa es principalmente una celebración religiosa, también es una temporada en que los mexicanos se van de vacaciones. Y en Baja California, las playas como Playas de Tijuana, Rosarito y Ensenada están a la mano. Así que no es de sorprender que haya más turistas locales en estas playas durante Semana Santa. La Bufadora, al sur de Ensenada, es un lugar popular para las familias en Semana Santa.

Hay tijuanenses que piensan que la Semana Santa debe ser solamente para celebrar a Cristo.

“Él murió por nuestros pecados en este tiempo”, dijo Lorena Fonseca mientras visitaba la Catedral de Tijuana en el Centro de la ciudad. “La Semana Santa es un momento para tener un encuentro con Jesús, para agradecer el sacrificio. Ir a la playa no es un sacrificio”.

Genaro Ponce estuvo de acuerdo. Añadió que en vez de ver a la Semana Santa como un tiempo para pachanguear con alcohol en la playa, debería ser una fiesta en la Iglesia, emborrachándose con el amor de Dios.

“La misa durante la Semana Santa es una fiesta”, dijo. “Estamos celebrando la vida y la pasión de Cristo. Es bellísima”.

Algunos católicos en Tijuana creen que la Semana Santa puede ser una celebración religiosa y de vacaciones.

Return to the Frontpage