April 6, 2007

Manipulando la forma de ver el cine

Tarantino y Rodríguez se juntan otra vez en Grindhouse

Por Jose Daniel Bort

Su amistad es ampliamente conocida en todos los predios del cine, y juntos han desarrollado otros proyectos, entre ellos “Four Rooms” y “From Dusk Till Dawn”, pero ahora los directores de cine Quentin Tarantino y Robert Rodríguez han llevado su colaboración laboral a todo un nivel diferente con “Grindhouse”.

Concebida en base a las antiguas películas que florecían en los teatros de dudosa calidad durante los sesenta y los setenta, Grindhouse es un homenaje a una cultura cinematográfica que ya no existe. “Ahora se siente todo muy antiséptico. Vas al cine, y en menos de ochenta minutos ya saliste. Antes ir al cine era todo un evento. Llegabas temprano, veías los comerciales del restaurante de al lado y el trailer de la película del mismo productor que estaba haciendo, y luego podías ver no una, sino dos películas por el mismo precio. Eso sí era una experiencia”, recalcó Tarantino.


Robert Rodriquez en el escenario de ‘Planet Terror’.

Si alguien quiere lucirse al lado de Tarantino como panelista en un simposio la tiene muy difícil. La personalidad espumosa del director salta de la silla y aborda las preguntas con una verbalidad e interés que hace imposible no perderse en sus palabras. Rodríguez conoce a su amigo y lo deja tomar protagonismo durante la entrevista en el Four Seasons de Los Ángeles.

Ambos directores tomaron responsabilidades por separado, con Tarantino haciendo un cameo como actor en la película de Rodríguez. Mientras el director de ascendencia Mexicana residenciado en Austin hizo una típica película de Zombis, su compañero eligió un acercamiento más sofisticado a una película de explotación sexual, con un psicópata asesino actuado por Kurt Russell.

“Lo mas increíble de todo fue sentarnos a ver las películas de cada uno. Ese fue simplemente el Nirvana de la experiencia. No habíamos visto ni siquiera los pietajes del otro, y sentarnos a ver nuestro trabajo fue simplemente lo máximo”, dijo Rodríguez.

“Nuestra intención fue, a pesar de que estamos haciendo dos películas diferentes que por si solas deberían funcionar, estamos vendiendo una experiencia junta, que debe sentirse como una unidad al final. Ese fue el reto más importante de esta historia”, completó Tarantino.

El Look

Completa la experiencia una serie de trucos inherentes a aquellos tiempos: el celuloide está rayado como en aquellos tiempos, se quema en algunos momentos, faltan reels de película y entre ambas atracciones hay tres trailers realizados por los directores mas “cercanos” a los creadores originales: Rob Zombie (De “House of 1000 Corpses), Eli Roth (“Hostel”) y Edward Wright (“Shaun of the dead”).

“Ellos la pasaron mucho mejor que nosotros, ya que filmaron el trailer en dos días, tuvieron la oportunidad de filmar las mejores escenas sin el relleno y se fueron a su casa felices. A un punto Eli se me acerca y me dice: ‘No vuelvo a hacer películas, de ahora en adelante, tan solo hago Trailers’”, dijo divertido Tarantino.

Las películas se mostrarán juntas en el mercado americano, mientras que en otros países de habla no inglesa se mostraran de forma separada. “Esa fue la forma como pudimos sacar adelante este proyecto, tan solo dile al productor que va a poder cobrar dos veces por la misma película y el no esperara para firmarte. Le dimos al público una película en dos partes con “Kill Bill”, esta es la forma que pagamos de vuelta”, recalcó Tarantino.

La estética

Producidas por el mismo equipo, las dos producciones se hacen guiños a cada una y juegan con diferentes códigos, encabezadas por la venezolana Elizabeth Avellán, antigua compañera de Rodríguez y madre de sus cinco hijos. “Por ejemplo, uno de los mustangs que usamos tiene el mismo esquema de color que el vestido que Uma (Thurman) usó en Kill Bill. Pero es importante recalcar que estas historias son contemporáneas, los personajes hablan por celulares, se mandan mensajes de texto, hay computadoras, lo que hicimos fue darles una estética antigua”, dijo Rodríguez.

Y al parecer ésta no será la última vez que veremos un experimento como éste, ya que los directores tienen planteado hacer no solo secuelas, sino hasta una franquicia del asunto. “Quizá nosotros no seamos los próximos directores, quizá invitemos a otros a que tomen lugares de preponderancia, pero debajo de todo el concepto de “Grindhouse” radica nuestra necesidad de explorar con géneros y subgéneros del cine que han caído en desuso y que con esto tendrían un marco de salida hacia el público” dijo Rodríguez.

“Hay muchos géneros que yo siempre he querido experimentar y que con esto si lo podría hacer: un spaghetti Western, una película de “blaxpoitation”, todo es posible aquí. Los próximos seis meses voy a estar por todo el mundo promoviendo esta película y estaré escribiendo. Quien sabe lo que saldrá”, dijo Tarantino.

Return to the Frontpage