September 29, 2006

Oficial latino del año, un ejemplo para la juventud

Por Pablo Jaime Sainz

Para el Oficial Cecilio Flores era otro día más patrullando las calles del Barrio Logan. De repente miró que salia humo de una ventana de un departamento.

Asumiendo que el departamento estaba en llamas, Flores comenzó a gritar y a golpear la puerta del departamento tratando de advertir a quien estuviera dentro.

Cuando nadie respondió Flores tomó acción inmediata al entrar al departamento repleto de humo.

Adentro, encontró a un hombre desorientado y miró la silueta de otra persona parada en la distancia. Flores ayudó a salir al hombre desorientado hacia afuera del departamento.

El hombre le dijo a Flores que su hermano de 18 años, quien tiene sindrome de Down, estaba adentro.

Flores volvió al departamento y sacó al hermano menor de la cocina, que estaba envuelta en llamas.

Flores guió al hermano menor a un lugar seguro y entró una tercera vez para buscar a más personas.

El hermano mayor fue atendido y dado de alta en el mismo lugar. El hermano menor sufrió quemaduras leves en su cabeza y brazos y fue llevado al hospital para recibir tratamiento.

El Oficial Flores y su compañero fueron tratados en la escena por inhalación de humo.

Debido a su valentía en este incidente y su labor general en la comunidad, Flores, quien es oficial de policia del Departamento de Policía del Distrito Escolar Unificado de San Diego, fue nombrado coganador del Premio Oficial de Policía del Año 2006 de la National Latino Police Officers Association (NLPOA).

NLPOA es una organización nacional que reconoce y valora los beneficios de los agente policiacos latinos.

“Soy humilde”, dice Flores, de 36 años. “No creí que esto iba a llegar tan lejos. Es un gran honor”.

Al recordar el incidente del incendio donde salvo la vida de dos personas, Flores dice que estaba en su instinto ayudar.

“Ahora que lo pienso puse mi vida en riesgo. En ese momento no pensé en eso. Sentí que era lo correcto tratar de salvar a las personas dentro del departamento”, dice.

Aunque Flores es una popular figura en el San Diego High Educational Complex, dice que no muchos estudiantes saben del premio.

“Soy una persona humilde. No saben mucho de eso”.

Dice que el reconocimiento va a ser una buena referencia para promociones futuras, tales como las que recibió cuando fue promovido para convertirse en el oficial de policia del campus de San Diego High el año pasado.

Flores comenzó su carrera en el Distrito Escolar como consejero en 1995. Después de servir como cinco años como oficial de servicio comunitario, el oficial Flores se metió a la academía de policía y fue contratado como oficial de policía de tiempo completo en enero del 2000.

“Es muy, muy estimado por sus compañeros y en su escuela”, dice Ursula Kroemer, supervisora de comunicaciones del Distrito Escolar. “Es como un imán para los estudiantes”.

Flores dice que cada oficial de policía tiene un aspecto único en el que se enfocan.

Para él, dice que ama poder ayudar a los estudiantes.

“Es importante para mí proteger a nuestros estudiantes. Son nuestro futuro. Siento que si no hago algo, si no les doy mis consejos, pueden terminar en la cárcel. Por eso he puesto mi corazón en mi trabajo”.

Aunque ama su trabajo y claramente está haciendo una diferencia en la vida de muchos de los 3,000 estudiantes de San Diego High, Flores dice que cuidar de las seis escuelas pequeñas que conforman a la High School es un reto que acepta con gusto.

“No es dificil. Es retador. El nivel de estrés es muy alto. Todos los días hay algo que pasa”, dice.

Flores citó la continua presencia de pandillas en la escuela como una preocupación importante.

“Proteger nuestras escuelas es muy especial. Somos ejemplos a seguir para nuestros estudiantes. He puesto mi corazón en trabajar con los jóvenes”.

Flores fue seleccionado como San Diego Police Officers’ Association Peace Officer of the Year en el 2005 y también fue honrado por el National Burn Institute y el Condado de San Diego por salvarle la vida a los dos hermanos.

Recibirá su premio de National Latino Police Officers Association en una ceremonia en Las Vegas el sábado, 14 de octubre.

Return to the Frontpage