September 22, 2006

Marc Anthony y Jennifer López desbordan su pasión en cámara
Los cantantes y actores se lucen con su trabajo en “El Cantante”

Por Jose Daniel Bort

Sabían que era un reto para ambos y por eso no descansaron hasta que lo tuvieron hecho. Nunca habíamos visto a Jennifer López en un reto actoral de este calibre. Tampoco a su esposo Marc Anthony, quien sencillamente brilla con luz propia como actor.

Esto sucedió durante el estreno mundial de la película “El cantante” en el festival de Toronto en Canadá. Los productores (entre los cuales se encuentra la López) no podían estar más contentos, la película alcanzo el precio de venta para los estados unidos más alto de todo el festival, algo que tuvieron que luchar por varios días en apretadas negociaciones.

Es un hecho, la película ha sido cedida a la distribuidora Picturehouse por un precio superior a los cuatro millones de dólares. Picturehouse, una auxiliar de Time Warner, tiene grandes planes para la cinta ya que le ve un gran potencial en el mercado latino y la capacidad para realizar el crossover.

El presidente de la distribuidora, Bob Berney, le dijo a Variety: “creemos que el mercado latino esta completamente desestimado en América, pero también creemos que debido a su calidad y la presencia de sus actores puede llamar a otras audiencias a su vez”.

La calidad de El Cantante

Esta película es el fruto de muchos años de trabajo por parte de su director León Ichaso, conocido especializado en biópicos, habiendo hecho películas sobre Jimmy Hendrix y el dramaturgo Nuyorican Miguel Piñero.

El cantante narra la subida de Héctor Lavoe en el pan-teón de la salsa alrededor de Willie Colón y las estrellas de Fania en los setenta y su descenso en un mundo plagado de drogas y alcohol. Junto a Héctor, siempre a su lado, estaba su esposa “Puchi”, quien se mantuvo en pie durante el resto de la vida del autor, quien murió por complicaciones de SIDA.

La película sigue las reglas de su estilo coherentemente y sin mayores sorpresas, pero sin duda lo mas atractivo del film son las audaces actuaciones de la pareja de “recién casados”, quienes mantienen un estado de perenne luna de miel en sus apariciones dentro y fuera de la pantalla. La química desbordante entre los dos es notable, y esto les permite adentrarse en sus personajes de una forma inusitada.

Especialmente Marc, quien ya demostró ser un actor prometedor en “Man on Fire”, de Tony Scott. Aquí Anthony se desdobla haciendo un personaje que, aunque esta muy cercano a él (el mismo podría considerarse el legítimo heredero del legado de Lavoe), el actor logra caracterizarlo a la perfección. Sobre todo en su voz, tan distintiva al oído acostumbrado, se transforma de una manera tal cuando canta la canción titular de la película uno jura que estuviese escuchando al mismo Lavoe resucitado.

Esto no es circunstancial, aquí hay un trabajo arduo de actuación. Lo mismo se puede decir de su contrapartida, quien disfruta a plenitud de-sarrollando un personaje de su mismo “block” y asume los manierismos y el acento con que creció y que siempre ha evitado en sus actuaciones. López es autoritaria y maternal a su vez, y no tiene ningún problema haciendo escenas lésbicas, llenas de drogas y sus efectos, tal como su personaje hubiera esperado para conseguir veracidad.

El cantante es sin duda el mejor trabajo de actuación de Jennifer López y ambos deberían estar considerados seriamente durante la temporada de premios del in-vierno, incluyendo los mismísimos Oscar.

Return to the Frontpage