September 22, 2006

Encuentran helicóptero norteamericano perdido en Baja California desde 1992

Por Luis Alonso Pérez

La mañana del 17 de abril de 1992 un helicóptero tripulado por el texano Lloyd Kolbe, un reconocido investigador del medio ambiente, realizaba un viaje de exploración por la Sierra de Calamajué acompañado por los mexicanos Gonzalo Medina González y Rafael Rebollar Bustos, ambos funcionarios Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología.

La tarea del equipo era levantar un censo de la población del Borrego Cimarrón, una especie endémica de la región que actualmente se encuentra en peligro de extinsión.

Pero su misión no pudo ser completada, ya que el helicóptero que los transportaba desapareció de forma misteriosa. Las autoridades mexicanas realizaron una búsqueda de sus restos, pero no lograron encontrarlos.

14 años después del misterioso incidente un grupo de vaqueros que rondaban el área cercana al accidente encontraron los restos del helicóptero “Hiller” y de los presuntos cuerpos de sus tripulantes en el área cercana al poblado de Cataviña.

En una expedición realizada el pasado fin de semana por personal del departamento de Protección Civil, integrantes de la Policía Ministerial de Baja California y un grupo de civiles que fungieron como guías dieron con los restos materiales y humanos del accidente.

La aeronave fue encontrada la tarde del martes 12 de septiembre y de manera pre-eliminar se cree que se trata de las tres víctimas perdidas desde 1992. Los cuerpos fueron trasladados a la ciudad de Ensenada, donde dará inicio el proceso de la identificación oficial por parte de las familias de las víctimas mediante pruebas de ADN.

Este incidente logró captar la atención del gobernador de Texas, Rick Perry -amigo cercano de Darren Kolbe- quien urgió a las autoridades mexicanas esclarecer el caso, mediante una llamada telefónica que sostuvo con el gobernado de Baja California, Eugenio Elorduy Walter.

De acuerdo con representantes del departamento de Comunicación Social del Gobierno de Baja California, Elorduy reportó al gobernador norteamericano las actividades de búsqueda realizadas por las autoridades estatales y se comprometió a mantenerse atento en el avance de las investigaciones.

El pasado miércoles Darren Kolbe y su tío James Kolbe visitaron la ciudad de Mexicali, para después trasladarse a Ensenada, donde identificaron los restos del helicóptero.

Durante su estancia se reunieron con el personal del periódico La Crónica, el cual participó durante la expedición a la Sierra de Calamajué.

El diario mexicalense narra en su edición del jueves 14 de septiembre la experiencia de la familia Kolbe durante su visita a Baja California, en la que Darren platicó que se encontraba en la ciudad de Dallas antes de que su padre saliera rumbo a la sierra.

“Mi padre me dio en esa llamada muchos consejos y me empezó a hablar sobre la vida, tal pareciera que él presentía que sería la última vez que hablaríamos. Esa llamada la tomé como un presagio de lo que iba a suceder con mi padre” expresó Darren a los reporteros de La Crónica.

James Kolbe, hermano de Lloyd, recordó los buenos momentos que había pasado con su hermano y el profundo amor que sentía hacia la naturaleza.

“Si Lloyd aún viviera, todavía estuviera volando el helicóptero, pescando y cazando, como siempre, y planeando algo más qué hacer”.

El hijo del fallecido investigador explicó que la noticia del hallazgo de los restos de su padre le llena de alegría, pues ahora tiene la certeza de que ya no está desaparecido.

Las autoridades mexicanas continúan con las investigaciones periciales.

Por ahora solo falta esperar los resultados de los exámenes de ADN que confirmen la identidad de los cuerpos encontrados 14 años después del accidente.

Return to the Frontpage